Hemos encontrado la receta de croquetas con verduras más deliciosa que has probado

Atrévete con las croquetas de espinacas y piñones, rebozadas en panko. ¡No te imaginas lo buenas y fáciles que son!

45 minutos
/
4 personas
/ Vegana
Recetas de croquetas con verduras
Pepe&Cro

¿Buscas nuevas ideas para sorprender a los paladares más exigentes? ¿Eres amante de las croquetas y siempre estás dispuesta a probar una nueva manera de salpicar tu bechamel? Sabemos cómo ayudarte, de la mano de Pepe&Cro te compartimos una receta de croquetas con espinacas y piñones con panko, una de las opciones que ellos venden congeladas. Conseguirás derretirte a sus encantos. Te explicamos cómo hacerlas en casa. 

Croquetas de espinacas y piñones con cebolla caramelizada by pepe&cro

Ingredientes:

1 litro de leche

80gr mantequilla

0,100 harina

300 gr de espinacas baby frescas

50 gr de piñones

50 gr cebolla caramelizada.

un poco de aceite de oliva virgen extra

sal, pimienta

panko

huevo

Elaboración:

Croquetas de espinacas
Pepe&Cro|( Y si no te salen así, siempre podrás comprarlas porque las venden congeladas).

1.- El día anterior, realizamos la cebolla caramelizada. Utilizamos dos cebollas. Las pelamos y picamos en juliana. Ponemos un poco de aceite en una cacerola y sofreímos la cebolla a temperatura baja. Le ponemos sal y una pizca de bicarbonato para sacar los azúcares propios de la cebolla. Una vez que estén la cebolla pochada, tiene que estar brillante y transparente, le ponemos un par de cucharadas soperas de azúcar moreno y subimos el fuego sin dejar de remover para que no se nos pegue, dejamos cocer unos minutos y si vemos que se apelmaza poner un poco de agua. Dejar enfriar en un bol y retirar el exceso de aceite y reservamos.

2.- Las espinacas las saltearemos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Para que suelten el agua. Le pondremos un poco de sal y pimienta. Una vez hechas las pondremos en un colador para que suelte el exceso de agua.

3.- Al día siguiente, en otra ollita ponemos la mantequilla a fuego medio. Cuando esté caliente añadimos los piñones, que estén un poco troceados y dejamos cocinar unos minutos. Hasta que se tuesten. A continuación incorporamos la cebolla caramelizada. A fuego medio-alto.

4.- Añadimos la harina. Bajamos la potencia del fuego a temperatura media y mezclamos. Se formará una pasta. Dejamos cocinar un par de minutos más, siempre a fuego suave.

5.- Añadimos la leche, mejor si está caliente o como mínimo, a temperatura ambiente, en tandas. Añadimos unos 500ml y mezclamos con una varilla. Pasados unos segundos, se formará una pasta muy densa.

6.- Añadimos otros 500ml de leche volvemos a integrar. Cada vez, la bechamel irá quedando más y más licuada. Repetimos este proceso hasta terminar con toda la leche

7.- Pasado el tiempo, tendremos una bechamel relativamente líquida. Es importante que no quede demasiado densa, para que las croquetas conserven su cremosidad. Por eso es importante medir las cantidades en esta receta. Llegados a este punto, añadimos las espinacas, que habrán escurrido por completo y rectificamos de sal y de pimienta blanca. Añadimos también la nuez moscada y dejamos que cocine unos 10 minutos más, siempre a fuego suave y removiendo de vez en cuando

8.- Llegados a este punto, dejamos que la bechamel se enfríe por completo y una vez lo haya hecho, lo metemos en la nevera. Que se enfríe por completo. Una noche entera.

9.- El siguiente día, formamos las croquetas de espinacas y piñones. Cogemos una cucharada de la masa y le damos forma de croqueta. Pasamos por huevo batido y por pan rallado, (puedes utilizar Panko, un pan rallado japonés, dobla el crujiente de nuestras croquetas). Reservamos en un plato hasta haber terminado de formar todas las croquetas

10.- Metemos 10 minutos en el congelador, para que la masa se asiente. En caso que no vayas a freírlas inmediatamente, puedes dejarlas en la nevera hasta que vayas a freírlas o congelarlas para utilizar cuando quieras

11.- Finalmente freímos en abundante aceite -que cubra las croquetas por completo- y a temperatura media-alta. Pasados un par de minutos de cocción, retiramos y ponemos en papel absorbente un par de minutos. Servimos al momento y a disfrutar de unas croquetas deliciosas.

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo nuestras recetas...