Zanahorias morunas

Hoy os proponemos este aperitivo sano y ligero cuyo ingrediente principal es la zanahoria. Este vegetal tiene propiedades digestivas, diuréticas, depurativas y antioxidantes. Además revitaliza las mentes cansadas y mantiene el buen estado de nuestra piel, dientes y encías. Y por supuesto garantiza la buena salud visual.

30 minutos
/
4 personas
/ Light / Vegana

Ingredientes:

  • 500g de zanahorias
  • 1 diente de ajo ( o 2 si te gusta más potente)
  • 1 cucharadita de comino en grano
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal y pimienta negra molida

Elaboración:

Pon a hervir en una olla abundante agua con bastante sal. Pela las zanahorias con ayuda de un pelador y cuécelas hasta que estén tiernas pero enteras (unos 15-20 minutos, dependiendo del grosor de la zanahoria)

Mientras, tuesta en una sartén el comino, hasta que empiece a soltar olor. En un mortero maja el comino tostado, el ajo (quítale el brote interior para que no repita) el vinagre, la sal y la pimienta. Ve añadiendo el aceite poco a poco hasta que quede un aliño cremoso.

Cuando las zanahorias estén templadas, córtalas en rodajas de un dedo de grosor aproximadamente. Dispónlas en un bol y mézclalas con el aliño. Corrige de sal y pimienta si es necesario. Déjalas reposar al menos una hora en la nevera, para que las zanahorias queden bien impregnadas de aliño. Incluso si tienes tiempo, las puedes dejar de un día para otro.

Cuando las vayas a servir añade un poco más de aceite y vinagre y espolvorea por encima un poco de perejil.

Continúa leyendo nuestras recetas...