7 maneras de aprender inglés de forma cómoda (¡y low cost!)

Si tu punto flaco siempre ha sido aprender inglés, no encuentras una forma divertida y que te haga mantener la constancia, apunta estas formas de aprender idiomas.

7 formas de aprender inglés cómodas y low cost

Sabemos que una de las grandes asignaturas pendientes de los españoles es el aprendizaje de idiomas. Sí, ahora los colegios van siendo poco a poco bilingües, sobre todo, aprendiendo inglés, pero ¿qué pasa con todas las personas que no lo han conseguido aprender?

Seguro que os ha pasado al hacer turismo: vas a una ciudad extranjera, estás en una estación y empiezan a decir algo por megafonía... Y ni te enteras. Igual ocurre en un restaurante: crees que estás pidiendo pasta con salsa de pesto y mozzarela y te encuentras que te traen un pescado con algunas especias…En fin, ¡nos ha pasado a todos!

Pero no desesperéis, porque os vamos a dar unos trucos (la mayoría low cost) para aprender inglés:

1. Series y películas

El primero de todos es ver series o películas en versión original o, en este caso, en inglés. Con las facilidades que tenemos ahora (plataformas como Netflix, descarga, etc) podemos conseguir nuestra película favorita y unos buenos subtítulos con un simple click. Mejoraremos la pronunciación, nos acostumbraremos al idioma y aprenderemos mucho vocabulario. Primero nos ponemos los subtítulos en español y, cuando nuestro inglés mejore (no es cuestión de un día ni de dos, sino de tiempo) los podremos poner en inglés para, finalmente, llegar a ver una película en inglés sin subtítulos.

2. Música

Igual ocurre con la música. ¿Por qué no probáis a descargaros la letra de una canción, borrar palabras e intentar rellenarlas según la escucháis?

3. Intercambio de idiomas en bares

¡Sí, sí, cómo lo oís! ¿Os habíais imaginado en algún momento poder aprender inglés mientras os tomáis una cerveza o un café? ¡Ahora es posible! Los hay en distintas ciudades, y es tan fácil como buscarlos. Vas allí, te pides lo que más te apetezca y comienzas a charlar con alguien (en este caso, en inglés). Después, te tocará a ti hablar en castellano. No te olvides de dejar la vergüenza en casa.

4. Webs de intercambio

Otra de las opciones es registrarse en webs como Verbling o Italki. En la primera, tienes que rellenar un perfil de usuario sobre qué idiomas hablas y cuáles quieres aprender. Después se te asignará una pareja y hablaréis cinco minutos en cada idioma. Pasado ese tiempo, podéis seguir hablando o buscar otro interlocutor. En Italki, por ejemplo, hay clases de idiomas por Skype a precios muy razonable o, si quieres mejorar el writing, puedes participar en foros, debates, corregir cuadernillos que proporciona la plataforma y que te corrijan el tuyo.

5. Aplicaciones para el móvil

Ya no hay 'peros' para aprender inglés: en el metro, si tienes que comer en la oficina o de camino al gimnasio, practica tu inglés con una aplicación para el móvil. Con Hello Talk puedes practicar idiomas. La app mide el tiempo que estáis hablando en inglés, por ejemplo, cinco minutos (puedes enviar tanto audios como escrito); después, tú tendrás que hablar otros cinco minutos en castellano con tu pareja. Eso sí, busca a aquellas personas que tengan un perfil completo.

6. Redes sociales

Amigos, las redes sociales no se acaban en Facebook o en Instagram, sino que también sirven para aprender idiomas. Os recomendamos Bussu, la más grande de todas y muy parecida a nuestro amado Facebook. Solicitudes de amistad, chats, grupos, lecciones, consejos, pruebas…Funciona de forma parecida a Italki: puedes aprender idiomas, hablar con las personas, chatear, corregir textos a otros y que te corrijan. Además, tiene su versión para el móvil.

7. Libros duales

Gracias a estos libros podéis aprender inglés de una forma cómoda y olvidándoos del diccionario (o del traductor de google). ¿Cómo? Hay libros especiales en versión doble: una página en castellano y otra en inglés. El texto es el mismo, pero cambiando el idioma y, además, hacen coincidir los párrafos, para que podáis buscar palabras, expresiones o frases que no entendáis en la ‘versión traducida’.

Ya no hay excusas, come on!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS