Alba Molina, arte en la sangre

La cantante revive la música de sus padres en su nuevo disco, un homenaje al flamenco de los míticos Lole y Manuel.

Alba Molina

Alba Molina lleva ya 15 años de carrera en solitario, apuntalando un sólido nombre propio a través de diferentes culturas y estilos, de la rumba a los ritmos brasileños, del bolero al pop aflamencado. Ahora le toca recuperar su cara de 'hija de'. Porque Molina es vástago de dos leyendas del flamenco y a ellas les dedica Alba canta a Lole y Manuel, homenaje a unos padres que rompieron los corsés de ese cante cuando este país se soltaba los correajes de la dictadura.

Lole y Manuel

Aquel dúo magistral, un matrimonio que fracasaría años después, acabó convirtiéndose en parte importante de la banda sonora de nuestros años 70. La muerte de Manuel el año pasado empujó a Molina a recuperar, con el guitarrista José Acedo, 11 de las canciones de la pareja, elegidas en base a vivencias y recuerdos personales. Un viaje a la intimidad familiar y a la memoria en el que Molina libera su lado más flamenco.

Más que palmas

Tribulaciones

Tribulaciones de un dj flamenco es un libro (solo en formato electrónico) en el que el periodista especializado y dj pionero José Manuel Gómez (dj Gufi) repasa su trayectoria, los encuentros con músicos de todos los pelajes (Morente, Camarón, Chavela, Chet Baker, Buika) y los descubrimientos de innumerables talentos y tendencias a lo largo de varias décadas en la brecha. Siempre a caballo de una pasión por la música que el autor sabe transmitir como pocos.

Etiquetas: cultura

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS