Beatriz Ferrer-Salat, galopando a por el oro

Licenciada en Traducción, Beatriz Ferrer-Salat (Barcelona, 1966) vivirá en Río de Janeiro su sexta experiencia olímpica (en dos de ellas viajó, pero no pudo competir).

Beatriz Ferrer-Salat, galopando a por el oro

Hace casi dos décadas que se compró ‘Beauvalais’, el caballo con el que logró sus dos medallas olímpicas (la plata por equipos y el bronce individual de la edición de Atenas 2004). Las lesiones de sus siguientes caballos le impidieron competir en Pekín 2008 (la hípica fue en Hong-Kong) cuando ya estaba en la región china, y en Londres 2012. Ahora, a lomos de ‘Delgado’, su crack, espera sacarse la espina e incluso pelear por una nueva medalla individual. Una pasión por la doma clásica que Beatriz comparte con su devoción por los animales. En su casa nunca hay menos de 10 perros y ahora también dos cerditos que le regalaron por su cumpleaños. Por eso, cuando abandone la alta competición se dedicará a difundir la filosofía del veganismo y hacer una granja santuario.

Para pelear por una medalla en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ¿qué obstáculos has tenido que superar?
Las lesiones de mi caballo. Tenía un problema grave de tendón desde los 6 años. Ahora tiene 15. Un quiropracta (José Gómez), una masajista (Gabrielle Horricks-Webb) y el gran trabajo de los herradores lo han dejado nuevo. Es un caballo excepcional, pero muy delicado de salud.

¿Qué sueño llevas persiguiendo más tiempo?
Acabar con el maltrato animal.

¿Qué valores te ha inculcado la hípica?
El respeto por el animal, mucha disciplina, tenacidad, sacrificio y responsabilidad. Además, hay que tener mucha paciencia. El deporte de élite te pone en tu sitio.

¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más te gusta?
Mis brazos, están musculados y definidos. También me gustan mis manos, heredadas de mis padres.

¿Cuál es tu rutina de belleza?
Uso cremas de hidratación a diario, además de ponerme siempre crema protectora para el sol cada mañana. De vez en cuando, cuando me acuerdo, me hago una buena exfoliación corporal.

Beatriz Ferrer-Salat, galopando a por el oro

¿Cuidas mucho la alimentación?
Sí. Vigilo mucho la dieta. Desayuno cereales veganos con leche de soja, frambuesitas y arándanos. A media mañana, como boniatos en invierno y fruta en verano. Para almorzar una ensalada, pasta o verduras o legumbres con más frambuesas de postre. ¡Me encantan! Por la noche, tomo verduras, judías con patatas, hamburguesa de tofu o vegetales.

¿De qué te privas?
Del chocolate. Hace tres años, una doctora naturista me lo quitó. Me dijo que era tóxico para el cuerpo. Como el café.

¿Qué te aporta una buena alimentación?
Me proporciona más energía positiva. Me hace sentir muy bien porque es fiel a mis valores, a mis creencias. Además este tipo de alimentación (whole food plant based), integral basada en plantas, previene problemas de corazón, diferentes tipos de cáncer, diabetes, alzhéimer y obesidad.

¿Cuál es el último regalo que te han hecho?
Un viaje al festival ‘Burning Man’. Dura siete días y se desarrolla en la ‘ciudad’ de Black Rock en el desierto de Nevada (Estados Unidos). Es una ‘ciudad’ que existe sólo una semana, ya que la construyen los participantes en el festival. Se celebra durante la primera semana de septiembre y concluye el Día del Trabajo. Es el mejor regalo que me pueden hacer para cuando terminen los Juegos Olímpicos.

¿Cómo te entrenas?
Pues al margen de la preparación física -tres días por semana- en la que combino cardiovascular, pesas, circuitos con ejercicios varios y estiramientos, el resto lo dedico a los caballos. Monto 7 horas al día, de lunes a sábado, y en una semana mis caballos hacen un entreno muy variado: uno o dos días de pista (ejercicios de doma), un día de paseos por el campo, uno de pista de galope, otro de riendas largas y otro de AquaTrainer (el caballo hace fuerza para caminar contra la presión del agua). El domingo descansan si no hay competición.
¿Haces algún tipo de entrenamiento mental?
Si. Antes de competir, me meto en el camión y hago visualizaciones.

¿Cómo te defines?
Muy disciplinada, tenaz y sincera. Siempre, respetando mucho al animal.

Si hicieran una película de tu vida, ¿quién te gustaría que la interpretase?
Adriana Ugarte: me parece buena actriz, la veo muy natural y me gusta físicamente.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS