Carta de la directora: "Bendita ignorancia"

A pleno rendimiento entre cambios de armario, compra de los primeros abrigos y cenas de reencuentro.

Carta de la directora: bendita ignorancia

Volviendo a lo púdico, esta temporada la moda se recata hasta límites insospechados. Y aunque nos cansemos de decir que ese concepto casi academicista de moda como propuesta única ya no existe y el todo vale impera en las tiendas, los diseñadores más punteros apuestan por una mujer recatada, que sugiere más que enseña, se tapa más que se muestra y opta por un sexy intelectual más que por la obvia exposición de atributos físicos. Nosotros también te la mostramos así este mes: púdica pero indiscutiblemente sexy, guapa al natural pero con el secreto del maquillaje no make-up, ese que te consigue una buenísima cara aparentemente lavada, pero que lleva casi o más trabajo que la Capilla Sixtina. Aunque como el paradigma de esta época nuestra es la contradicción, también rebuscamos entre las tendencias más sexy de la temporada, esas que son las favoritas de ellos, y te elegimos los micro-shorts, los encajes, las transparencias y los escotes de vértigo para que juegues y seduzcas... ¿Por qué no? Al fin y al cabo la moda es un juego y si eres una mujer de hoy no tendrás ningún problema en jugar a combinar ambos extremos, mostrándote unos días tímida y otros exuberante.
Si me pongo nihilista y sigo la lógica que Evgeny Morozov, profesor de Stanford, expone en un brillante ensayo sobre el derecho a desconectarse y lo bien que se puede llegar a vivir en la ignorancia, en realidad todo responde a la transformación que está experimentando nuestra sociedad, sometida a una conectividad permanente y a una mercantilización instantánea. Es cierto que vivimos obsesionados por la tecnología, la forma física y las finanzas. Pero es que, ¿acaso no querríamos todas saber usar el iPhone como el mismísimo Steve Jobs, tener el cuerpo de Gisele Bündchen y la cuenta corriente de Marta Ortega?

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS