Dos mujeres, cuatro ruedas. Las diseñadoras de coches dan el golpe

El del diseño de coches es un sector en el que la presencia femenina aún es escasa. Dos grandes excepciones, que han llegado muy lejos en la industria, hablan de su experiencia, su inspiración y su vocación por el mundo del motor.

Anna Costamagna

Italiana, ingeniera formada en Turín, Anna Costamagna es Design Manager del Design Lab de Peugeot en París. Su trabajo abarca desde la concepción del nuevo modelo hasta el propio lanzamiento. Involucrada en el diseño del exitoso Peugeot 208, ahora se ocupa, baja de maternidad mediante, de la nueva berlina del fabricante francés. Ella crea sin pensar en el género: “Buscamos un estilo que sea bonito para hombres y mujeres. Se trata de hacer una alquimia de líneas curvas y rectas que pueda gustar a las mujeres por una razón y a los hombres por otra, y que muchas veces nosotros ni presentíamos”.  Para Anna, el diseño de coches es tendencia con mayúscula. “Hay ciertos detalles del 208 que son casi joyas, estuvimos muy atentos a crear formas sofisticadas
 y proponemos colores de moda como el orange power o el pink blossom, que nacen de la calle”

Serife Celebi

Serife Celebi heredó su amor por el diseño de textiles de su legado turco. Ella es supervisora de diseño de Color y Material en los estudios de diseño de Ford en Colonia, Alemania. “La voz de las mujeres se está haciendo más fuerte en la industria del automóvil”, dice Serife. “En Ford no solo tenemos a muchas mujeres en diferentes posiciones, sino también en puestos de liderazgo. Nuestra vicepresidenta y jefa de Operaciones para Ford Europa, Barb Samardzich, es un buen ejemplo”, cuenta con orgullo.  Reconoce, eso sí, que en el campo del diseño, la presencia femenina es más frecuente en el diseño de interiores que en el de carrocerías, a las que se asocia la identidad de un coche. “Creo que nosotras aportamos un nivel de complejidad mayor. Muchos diseñadores se fijan en el total atendiendo mucho menos a los detalles”.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS