El fútbol ya no es (solo) cosa de hombres

Los escabrosos recuerdos del Madrid-Barça y la nueva edición del FIFA.

El fútbol ya no es (solo) cosa de hombres

Con la resaca del Madrid-Barça aún en la cabeza y los espantosos recuerdos de ese 0-4 rondando mis pesadillas, descubro que la nueva edición del FIFA (a las gamers no tengo que explicarles nada; a quienes de vosotras tengáis hijos/novio/hermanos/marido jugón, supongo que tampoco. Para quienes vivís en un universo paralelo ajeno al fútbol, os diré que el FIFA es EL videojuego de fútbol por excelencia; uno de los productos culturales más vendidos en España en 2014, muy por encima del Premio Planeta o el último disco de David Bisbal. ¿Hasta aquí me seguís?)

Decía que por primera vez en sus 22 años de historia, Electronic Arts, la empresa americana creadora del videojuego, ha decidido incluir equipos de fútbol femenino en su edición de 2015. Si bien es verdad que en una proporción mínima, por no decir ínfima. 600 equipos masculinos frente a 12 selecciones nacionales femeninas, la española incluida (el resto: Australia, Brasil, Canadá, China, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, México, Suecia y Estados Unidos). Pero por algo se empieza. Me cuentan que fue la capitana de nuestra selección, Verónica Boquete, quien lideró la petición on-line en febrero de 2013, recogiendo 20.000 firmas y despertando el interés de los desarrolladores, que ha culminado en esta edición del juego.

El fútbol ya no es (solo) cosa de hombres

Seguramente, el éxito sin precedentes de la retransmisión del último Mundial Femenino de Canadá, en junio de 2015, con cifras históricas (sólo en Francia, la final Francia-Alemania congregó a casi 5 millones y medio de telespectadores) haya tenido mucho que ver. Eso y las cuatro millones de practicantes de soccer que hay en EE UU, allí un deporte eminentemente femenino. ¿Qué director de marketing rechazaría ese jugoso target?

Sea por lo que sea, lo cierto es que cada vez existen menos terrenos acotados al universo masculino. Y yo no puedo sino alegrarme por ello. 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS