Este fin de semana se baila latino y moderno

El Festival Charco ofrece en Madrid un cóctel perfecto de modernidad musical latinoamericana y propuestas nacionales de lujo.

Bomba Estéreo

El charco es eso que hay que saltar para pasar de España a Latinoamérica. Algunos lo llaman océano, pero eso implica una masa de agua tan inabarcable que, más que unir, separa. Un charco, en cambio, se supera con una zancada. El otro lado está más cerca que lejos. Por eso este es el nombre tras el que se escuda un grupo de promotores para poner en marcha, aquí y allí, en la península y en todo lo que queda al sur del Río Grande, la última iniciativa que tiende puentes musicales entre lo mejor de la música española y latinomamericana. Desde hace ya algún tiempo, Charco viene promocionando a artistas de cada orilla en la contraria, organizando conciertos y sesiones de diversa especie (como el ya mítico Club Charco en Madrid), y también planteando festivales como el que este sábado y domingo toma el Jardín Botánico de la Complutense, en Madrid.

Juana Molina

Si eres de las que todavía piensan que la palabra latino en lo musical solo puede significar horas interminables de Chayanne en las radiofórmulas y todo tipo de canciones y puestas en escena irremediablemente horteras, te quedan cinco minutos para cambiar de opinión. Latinoamérica es ahora mismo uno de los viveros musicales más interesantes, con artistas que tocan todos los palos globales (¿argentinos que hacen trip hop? pues claro…) y que actualizan sus propios ritmos, desde la cumbia electrónica hasta las derivaciones más interesantes del reaggetón. El Festival Charco es la mejor ocasión para descubrir algunas de estas propuestas: la nueva cumbia chilena de Chico Trujillo, el pop vanguardista de la argentina Juana Molina (foto dcha.), la electrónica con raíces de sus compatriotas Chancha Vía Circuito, la fusión de rap y rock de Molotov y, sobre todo, la batidora de ritmos que son Bomba Estéreo, una de las mejores cosas que han salido de Colombia en los últimos años, y la mejor expresión del concepto "liarla parda" sobre un escenario. Pocos conciertos vas a encontrar en los que se baile como se baila con ellos. Si no los conoces, dale a play aquí debajo y entederás de qué hablamos.

Junto a la división latina, el Festival Charco reúne también una buena representación de artistas españoles. O casi, porque Jorge Drexler (foto de abajo) es uruguayo aunque viva desde hace mucho entre nosotros, y Xoel López es gallego pero ha desarrollado una parte importante de su carrera en Argentina. Mejor ejemplo de puente musical que ellos, difícil. Además, no nos perderemos a Tulsa, quizá la mejor cantautora (entiéndase en la acepción más actualizada de este término) que circula por nuestras tierras. Como tampoco a Los Nastys y su punk refrescante en una jornada que se prevé calurosa, ni las enérgicas descargas postrock de los madrileños Toundra. El fin de fiesta también promete, ya fuera del recinto del festival, con El Guincho (entre otros) pinchando a las 3:00h de la mañana en el Teatro Barceló. Así, a ver quién llega a trabajar el lunes. 

Jorge Drexler

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS