Frases inolvidables de 'Desayuno con Diamantes'

¿Sabías que Truman Capote quería a Marilyn Monroe como protagonista de la película, pero al final fue Audrey Hepburn la elegida que convirtió al personaje de Holly en un icono?

Frases inolvidables de Desayuno con Diamantes

Pero no fue el único cambio respecto al personaje y la historia original que sufrió la novela en su adaptación al cine. Truman Capote creó una Holly adolescente, de 19 años, y bisexual, dos rasgos que la madura y dulce Audrey de 31 años no reflejaban en la película.

Además, para evitar la censura, se quitó cualquier referencia a sus encuentros sexuales, a su aborto o a su afición por fumar marihuana. De hecho, el autor declaró: "Holly no es flaca, ni es chic, ni de cara huesuda como esta Holly Golightly".

Aún así, la cinematográfica y descafeinada Desayuno con Diamantes nos dejó frases inolvidables como estas:

"Somos un par de seres que no se pertenecen, un par de infelices sin nombre, porque soy como este gato, no pertenecemos a nadie. Nadie nos pertenece, ni siquiera el uno al otro."

"Te deprimes cuando engordas o cuando llueve mucho. Te pones triste, eso es todo. Los días rojos son horribles. De repente, uno tiene miedo y no sabe por qué. (...) Cuando me siento así, lo único que me ayuda es subir a un taxi e ir a Tiffany's. Me calma los nervios enseguida. Es tan silencioso y soberbio. Allí no puede ocurrir nada malo. Si encontrara un lugar que me hiciera sentir como Tiffany's entonces compraría muebles y le daría un nombre al gato."

"Nena, tú estás metida en una jaula. Tú misma la construiste. Y tus límites. No importa a dónde huyas, te enjaularás en tu propio ser."

"Holly no es flaca, ni es chic, ni de cara huesuda como Holly Golightly”, protestó Capote

Frases inolvidables de Desayuno con Diamantes

"Si vamos a ser amigos déjame aclararte una cosa de una vez: odio a la gente entrometida."

"Se tardan exactamente cuatro segundos para ir de aquí a la puerta. Yo le doy dos."

"No se puede leer una cosa así sin llevar los labios pintados."

"No entregues nunca tu corazón a un ser salvaje, porque si lo haces, más fuerte se vuelve. Hasta que tiene la suficiente fuerza para volver al bosque o volar hacia un árbol. Y luego a otro más alto hasta que desaparece."

"- Loco estoy porque te quiero.

- ¿Ah sí? Pues es usted un loco de remate."

"¿Le importa si me acuesto un ratito con usted?. Somos amigos, eso es todo. Porque somos amigos, ¿no?"

"- Si tuvieras dinero, me casaría contigo al instante. ¿Harías lo mismo?

- Al instante.

- Por suerte, ninguno de los dos es rico."

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS