La tele que mola enseñar

Los hermanos Bouroullec, dos hermanos en la cumbre del diseño mundial, han creado una nueva televisión que rompe moldes.

Serif TV

Con la Serif TV de Samsung, uno de los hits de diseño del momento, los hermanos Bouroullec pueden haber abierto la puerta a la era de las teles de autor. Madera, plástico y metal son los materiales de este sólido marco que encierra una pantalla LED y que de perfil tiene forma de I mayúscula. Un mueble o una pieza decorativa que se sostiene por sí sola y que incluso puede actuar como repisa. Los diseñadores franceses se han ocupado también de crear un nuevo interfaz: al encender esta tele aparece un elegante reloj con un fondo de cortinas que se retiran en cuanto seleccionas un canal o función. Un mundo ya conocido, el de la televisión más avanzada y conectada, se abre ante nosotros con un nuevo marco. Hablamos con Erwan Bouroullec sobre el proyecto.

Hermanos Bouroullec

¿Cómo fue el proceso de concepción de esta televisión? Para nosotros era algo natural: la sociedad lleva conviviendo con la televisión muchos años. Pero a mitad de ese proceso hubo bastante 'política': para el fabricante este proyecto era algo muy nuevo, alejado de su audiencia habitual.

¿Dejarán de esconderse los televisores en las revistas de decoración? Hasta ahora la teles han sido un espejo de los blockbusters: importa el tamaño, las prestaciones técnicas, tienen un halo masculino... Normal que no encajen en ciertos entornos.

Usted de hecho no tiene tele. Muchos dejamos de verla para no tener que tragarnos lo que los canales nacionales nos ofrecían. Pero ahora nos pasamos la vida frente a estas puñeteras pantallitas [señala el teléfono], y las teles son una forma de regresar a la experiencia comunal de ver algo. Eso es positivo.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS