Las pop up son para el verano

Diseño, ocio, gastronomía y cultura se juntan en tres lugares muy especiales de la capital, estos son nuestros planes para el verano.

Kiki Market en Manzana Mahou 330

No hay sitio más completo para pasar un día de verano que las pop up stores. Para quienes no les suene el término, decirles que son espacios donde se puede comer, beber, comprar, ver arte, escuchar música… Todo. Por eso os queremos enseñar nuestras tres propuestas favoritas para este verano.

La primer de ellas se llama Manzana Mahou 330 y ha abierto sus puertas esta misma semana en el Palacio de Santa Bárbara. Una mansión del siglo XIX, residencia de un conde de gustos isabelinos, que se ha convertido en el lugar ideal para gente de gustos eclécticos. En su jardín se ha alojado una terraza donde la vegetación se funde con muebles de diferentes estilos, todos a la venta, y una carta muy atractiva llena de platos frescos y cócteles, con el plus del brunch dominical. Y en su interior, los amplios salones burgueses acogen cuatro espacios diferentes. Kiki Market, un mercado ecológico lleno de comida sana, bio y orgánica. Rughara, una tienda de piezas artesanales y únicas que renovará su escaparate cada 15 días. Galería Art 3, donde artistas de la talla de Bansky expondrán sus obras. Y una sala de talleres de jardinería, cocina, diseño… que irán cambiando mensualmente. Abierto hasta el 30 de septiembre, este espacio recoge todo el ocio de Madrid en un espacio apto para todos los públicos, atractivo, diferente, “un oasis que además ofrece cervecitas” como decía Leonor Watling.

Mercado Central del Diseño, Matadero de Madrid

Nuestra segunda propuesta es el Mercado de Motores, ubicado en el Museo del Ferrocarril, une gastronomía del mundo, nuevos diseñadores, muebles vintage y ropa de segunda mano entre viejos trenes y vías abandonadas. Se celebra el segundo fin de semana de cada mes y siempre alberga alguna sorpresa musical. Además, si quieres vender aquello que haces o aquello de lo que te quieres deshacer, no tienes más que pedírselo.

Y la tercera opción, el Mercado Central del Diseño, un espacio que abre sus puertas el primer fin de semana de cada mes en el Matadero de Madrid, aunque durante agosto se mudan al Fnac de Callao, lleno de stands de diseñadores independientes, artistas e ilustradores, que además ofrece workshops y música en directo mientras tomas algo en su bar.

Ocio, gastronomía y cultura, tres planes en tres lugares de moda de Madrid para que disfrutemos del verano en la ciudad.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS