Los otros planes que puedes hacer en el mayor festival del país

Compras para la casa, sesiones de 'foodismo' agudo, bañarte con un mojito en la mano, visitar un escenario en las "catacumbas"... El Primavera Sound nunca se acaba.

Darle al mojito, con la toalla en la cintura, en el primer Beach Club de la historia donde suena música decente

Beach Club

El Primavera no para de crecer y este año lo hace en dirección contraria, al otro lado del puerto del Fórum y engullendo el Parc de la Pau de Sant Adrià del Besòs. Allí se ha instalado el Beach Club de Bacardí, que acogerá el grueso de la programación electrónica del festival y algunos conciertos pop. El escenario abre de 12h de la mañana hasta la madrugada, y el encargardo de inagurarlo el jueves 2 de junio es nada menos que Floating Points, el reputado músico y productor británico que hará aquí su DJ set y que por la noche presentará su versión en directo en el escenario Ray-Ban. La lista de artistas que pasarán por el Beach Club a lo largo de los tres días es de aúpa: Todd Terje, Erol Alkan, Simian Mobile Disco, Maceo Plex, Matthew Dear o John Talabot como parte de la armada electrónica, y Bob Mould o Bradford Cox, el de Deerhunter, en la vertiente guitarrera. El sonido más contundente y exquisito está asegurado en su escenario, que no en vano se llama Bowers and Wilkins, como la prestigiosa marca de audio británica. La zona promete ser una de las más solicitadas del festival durante las horas de sol, dado que al agradable cesped del parque se une un acceso exclusivo a la playa, con préstamo de toallas y acceso a cambiadores. Habrá invasión de mojitos y demás cócteles en la ya veterana Casa Bacardí. También, un chiringuito de los de siempre para que te sientas en plenas vacaciones y foodtrucks con una variada oferta gastronómica. Una de dos: o este va a ser el año de los madrugones o por primera vez va a haber un after (muy after) oficial y abierto a todos en el festival. Pero seguro que van a ser muchos los que harán lo posible por aprovechar allí las horas de sol.

Comerte un ceviche (e instagramearlo) a las 3 de la mañana

Foodtruck

Con toda esta fiebre gastro que nos asuela, era de esperar que los festivales fueran dedicando cada vez más espacio a esos rincones donde se concentran los puestos de comida, tratando con mucho más cuidado su oferta. Lo que hasta hace poco se reducía una sucesión de perritos y hamburguesas, y crepes de Nutella a altas horas de la madrugada, evolucionó hace unos años hacia el terreno de lo orgánico y lo cosmopolita: ya era posible comerse, con Wilco sonando de fondo, un taco mexicano o unos noodles al estilo Thai. La cosa sigue adelante y la última oleada es la más gourmet: la gente de Verbena Foodie está llenando el recinto de foodtrucks y este año habrá hasta puesto de ceviches. Todo con tal de satisfacer a un público que cada vez tiene el morro más fino, capaz de sacrificar algún concierto imprescindible por comer bien y, por supuesto, hacerle un instagram al aguachile de camarón.

Buscar a artistas legendarios en escenario escondidos

Lush

Ya es el tercer año consecutivo que Heineken organiza en el recinto del Fórum su Hidden Stage (el escenario escondido), el lugar donde se ofrecen algunos de los conciertos más originales y delicatessen del festival. Una vez que lo encuentres (está señalizado, pero tiene un punto catacumba: disimula bastante y su acceso es a veces peliagudo), ¿a quién no te deberías perder? Nosotros lo tenemos claro. Lush (foto de arriba) es una de las bandas fundadoras del shoegaze (aquella tendencia musical de los primeros noventa que recubría de intensas guitarras las melodías más exquisitas) y una de las cosas más bonitas y divertidas que se podían escuchar en los años dorados del indie. Llevamos casi 20 años sin verles en activo, así que se esperan emociones fuertes cuando se asomen al pequeño escenario escondido. También lo van a ser las que despierte Peaches, una de las más icónicas figuras del electroclash y del feminismo sobre los escenarios, que llega al PS después de un año triunfal en el que ha colaborado con grandes como Kim Gordon o Feist. Y ojo a Los Hermanos Cubero, un dúo de folk de la Alcarria, entre sofisticado y cazurro, que se ha convertido en grupo revelación del año y hace gala de un sano sentido del humor.

Irte de compras 'deco-arties'

Poster

En los últimos años, los carteles de conciertos se han convertido en el soporte favorito de una legión de ilustradores, artistas urbanos y creativos de cualquier especie. En la galaxia hipster, pocas cosas se valoran más que entrar en una casa y toparse con un póster del concierto de Death Cab for Cutie en Cincinnati allá por 2007. Da igual haber estado allí o no, el caso es gozar mirando (y enseñando) unas obras que, lejos del cartel impersonal de imprenta, ahora se trabajan normalmente a mano y de manera artesana, con dibujos y tipografías muy personales donde los artistas dejan su mejor impronta. El Primavera cuenta desde hace algunos años con feria ad hoc de pósteres de conciertos, Flat Stock, que se ubica en el mercado del festival. Ya sabes que, si tienes un amigo hipster que se ha quedado sin poder acudir al festival, uno de estos carteles es el mejor regalo que le puedes llevar a la vuelta.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS