Lourdes Mohedano, pasión por la gimnasia rítmica

“Bailo con mi corazón para que mis pies me sigan”

Lourdes Mohedano, pasión por la gimnasia rítmica

Lourdes Mohedano (Peñarroya-Pueblonuevo, Córdoba, 1995) siente pasión por la gimnasia rítmica. Lo que comenzó como un juego, como una actividad extraescolar que practicaba en el Patronato Municipal de Deportes de Córdoba, se ha convertido en su modo de vida. La rítmica la hizo olímpica con tan solo 17 años –en los Juegos de Londres fue la deportista más joven de la delegación española–. Y la rítmica le permitió escuchar desde lo más alto del podio los acordes del himno español como campeona del Mundo en dos ocasiones, tras dominar sendas finales del ejercicio de mazas.  Gracias a este deporte, ahora aspira, junto a sus compañeras Quereda, Aguilar, López y Gavezou, a lograr su primera medalla olímpica. Pelearán contra una decena de países por un sueño olímpico a un ritmo que mezclará samba y flamenco. Gracias a la maestría de la coreógrafa brasileña Eliane Capitoni danzarán en el ejercicio de cinco cintas para meterse en el bolsillo al público local. Y de la mano de Rafael Amargo trasladarán el flamenco al tapiz con el ejercicio de dos aros y tres mazas. ¡Que empiece la función!

¿Quién elige la coreografía? Es un trabajo que conlleva una parte técnica y otra artística diseñada por las entrenadoras (Anna Baranova y Sara Bayón). En estos montajes, los coreógrafos nos dan ideas, movimientos rítmicos o expresión corporal, y también a nosotras nos gusta poner nuestro granito de arena, el sello personal.

¿Cómo es uno de vuestros entrenamientos? Por la mañana hacemos una hora de ballet con nuestra profesora Dagmara Brown, y después trabajamos los aparatos con las entrenadoras. Esta temporada en nuestros ejercicios llevamos cintas, aros y mazas, y los repasamos por secuencias una y otra vez; posteriormente los realizamos con música. Por la tarde, dos días a la semana hacemos preparación física, con Mónica Hontoria, ya sean ejercicios de suelo (flexiones, saltos…) como de musculación (pesas). También trabajamos flexibilidad, lanzamientos…

Lourdes Mohedano, pasión por la gimnasia rítmica

Al margen de los habituales en la gimnasia, ¿haces otro tipo de ejercicio? Me gusta nadar o correr sobre todo cuando estoy vacaciones.

¿Qué momento ha marcado tu vida? El Campeonato del Mundo del año pasado cuando conseguimos la medalla de bronce en el concurso general, que nos otorgó la clasificación directa para los Juegos Olímpicos. Ocurrió meses después de superar una lesión, que me había apartado del equipo y me había hecho verlo todo muy gris.

¿Cuidas mucho la alimentación? Como sano. Desayuno zumo de naranja, tostadas con pavo y leche con cereales. Como dos platos, habitualmente pasta o ensalada y carne o pescado. Y no falta la fruta y el yogur. Por la noche, carne o pescado.

¿De qué te privas? De nada. Como de todo, pero no abuso.

¿Qué te aporta una buena alimentación en tu rendimiento deportivo? Previene lesiones, pero, sobre todo, me proporciona buena energía para el entrenamiento y las competiciones. Comer sano no solo me da fuerza y energía, sino que también influye positivamente en mi estado de ánimo. Me siento más feliz.

¿Qué valores te ha inculcado la gimnasia? El compañerismo, el respeto y la ayuda mutua. Somos un grupo unido, con nuestras lógicas diferencias, pero con un mismo objetivo y nos apoyamos entre nosotras. Además, estar lejos de casa –me marché a los 13 años– me ha ayudado a madurar mucho más rápido.  

¿Cómo influye este deporte en tus cuidados de belleza? Mucho, porque en la gimnasia rítmica la estética es importante. Antes de maquillarme, me hidrato la piel porque nos ponemos mucho maquillaje. Me aplico crema hidratante en las rodillas, que se secan mucho, y en los pies, donde salen grietas. Es nuestra herramienta de trabajo y hay que cuidarla con mimo. Al estar tanto tiempo de puntillas se producen heridas. También cuidamos el pelo. Al entrenar todos los días con moño, necesita especial cuidado e hidratación.

¿Se envejece con este deporte? Creo que sí, porque es una especialidad en la que se castigan mucho las articulaciones, el cuerpo sufre y por eso nuestra carrera acaba a temprana edad, normalmente a causa  de las lesiones.

¿Cuántas horas necesitas dormir? Me gusta dormir ocho horas, pero durante el curso no lo consigo.

¿Cuál es el último regalo que te han hecho? Un anillo de oro blanco con la inicial de mi nombre.

¿Qué talento te gustaría tener? Me encantaría aprender a surfear.

¿Cómo puedes ser un espejo para otras mujeres? Por ser trabajadora, luchadora y por no rendirme nunca.

¿Qué parte de tu cuerpo te gusta más? Me gustan mis piernas por la potencia, me permiten volar; y mis ojos porque expresan mis sentimientos.

¿Qué mujer te sirve de inspiración?  Mi madre, que es ejemplo de superación y de entrega a los demás.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS