Tres planes para disfrutar del puente de San Isidro en la capital

Madrid se viste de fiesta para celebrar a su patrón. La ocasión perfecta para gozar de una ciudad que, afortunadamente, nunca ha tenido que elegir entre tradición y modernidad.

Nuestra ruta musical por las fiestas

De la Puríssima

Las fiestas de San Isidro llegan este año con nuevo ayuntamiento y aires renovados. Las actividades de ocio y cultura van a ser numerosas, con un ecléctico mix de propuestas y estilos, así que te decimos el que puede ser nuestro recorrido –en este caso musical– por si te quieres subir al carro. El viernes tendremos el corazón partido entre dos conciertos y dos espacios: el del cantautor y ex-líder de Radio Futura, Santiago Auserón, con la Banda Sinfónica Municipal de Madrid en la Plaza Mayor (22:00h), y el de la productora y Dj de música electrónica Cora Novoa, gallega residente en Berlín que seguro sabrá cómo ponernos a bailar, en los jardines de Las Vistillas (22:30h). Los dos nos apetecen tanto que seguramente acabemos picoteando de ambos y a la carrera. Afortunadamente, no están muy lejos. El sábado habría que acercarse a la madrileñísima Pradera de San Isidro para, de paso que catamos el ambiente chulapo, ver a El Langui: el rapero acaba de conseguir el Premio de la Música Independiente al mejor álbum del año y está en su mejor momento. El día siguiente la Plaza Mayor nos espera de nuevo con la música militante de Nacho Vegas (21:00h) y la electrónica de Najwajean (22:30h). Y el lunes bajaremos las revoluciones con uno de los conciertos de clásica que acoge el Templo de Debod con la puesta de sol (20:30h). Luego es posible que rematemos la jugada en Las Vistillas con De la Puríssima (23:00h), una genia del cuplé renovado que, si no has visto todavía, no te deberías perder.  

Los platos más castizos, en su mejor versión

La Tasquita de Enfrente

A base de utilizarlo sin ton ni son, el calificativo "cocina de producto" se ha acabado convirtiendo en un saco en el que cada vez abunda más el timo. No es así en La Tasquita de Enfrente, el mejor restaurante de Madrid este año según la guía Metrópoli. Si en la capital hay un nombre que brille y haga honor a esa concepto, ese sería el de este pequeño local situado en la calle Ballesta. Su propietario, Juanjo López, es uno de esos gurús de los fogones, cada vez más escasos, que prefiere estar lejos de los focos y centrarse en comandar su cocina y atender a sus clientes como merecen. Su saber es enciclopédico, y su alejamiento de modas y fruslerías, un oasis en estos tiempos de tatakis y mesas decapadas. Luego está su cartera de proveedores, que si cotizara en bolsa podría hacer explotar el Ibex 35. ¿De dónde salen todos esos manjares? Por si te faltaba alguna excusa, San Isidro te da la que necesitabas para que visites, por fin, La Tasquita, o para que te dejes atrapar en sus redes de nuevo. Juanjo y su equipo ofrecen para la ocasión sus recetas más castizas: los callos "Gaona", es decir, tal y como los preparaba el padre de Juanjo, propietario de aquella tasca que es el origen de la pasión de su hijo, y un rabo de toro difícil de superar. Además, una vez a la mesa te puedes entregar al resto de delicias de su carta, que varía cada día dependiendo de la disponibilidad del producto, como debe ser. Recuerda que es uno de esos sitios donde el menú, aunque se puede, no se lee: mejor, se escucha. Y de paso Juanjo te explica de qué va todo esto de comer bien. Porque igual tenemos el concepto un tanto deformado.   

Visita el nuevo epicentro cool de Malasaña

El Paracaidista

Con todo el chulapismo que va a invadir la ciudad, no está de más que en algún momento te tomes un descanso "moderno". El Paracaidista es el nuevo multiespacio de Malasaña y está llamado a convertirse en uno de los dinamizadores de la vida comercial, cultural y social del barrio más trendy de Madrid. Ocupa un palacete de la calle de La Palma que ya había sido utilizado en Casa Decor, y en sus diferentes pisos y estancias podrás encontrar desde moda a la última hasta diseño de firma, objetos para el hogar y productos gourmet, cosmética y libros de arte, skates y bicicletas. Las lámparas de Álvaro Catalán, las bandejas de Hay, las velas de Vila Hermanos, los chubasqueros de Rains o los coffe-table books intelectualizados de Ivory Press son algunos de los productos repartidos por este enorme local que es una concept store y mucho más, porque se pueden hacer más cosas que comprar. Por ejemplo, tomar un cóctel en su bar con una coqueta terraza sobre el mismísimo corazón de Malasaña. Cenar a cielo abierto en el restaurante de su azotea. Relajarte en una sala de lectura bien provista de revistas internacionales. O disfrutar de una película o documental en una pequeña sala de cine (la programación promete ser "poco convencional") con unas butacas setenteras alucinantes y por el precio de la consumición que te tomes. No nos cabe duda de que va a ser uno de los puntos calientes de Madrid en los próximos meses y a medida que todos sus espacios (todavía es un work in progress con alguna de sus plantas cerrada) se vayan llenando de vida.  

Continúa leyendo...

COMENTARIOS