Visto en Marie Claire México: "Sin Censura"

Times Square es invadido por nudistas dedicadas a entretener a los transeúntes, despertando tanto furor como cuestionamientos sobre la igualdad de género

Sin censura

En meses recientes, hordas de mujeres con cuerpos decorados en sitios estratégicos -y casi nada más- se han unido a las filas de personajes como Cookie Monster y Spider-Man para tomar el lugar de atracciones callejeras. Todas ellas buscan conseguir una sonrisa y algunos dólares de los peatones que miran absortos las pantallas de sus celulares. Los turistas se muestran más sorprendidos que escandalizados, pero la presencia de las “desnudas” ha provocado el temor de que Times Square pase de ser un destino turístico para toda la familia al lugar que alguna vez fue: foco por excelencia de pandillas, prostitución y hoteles de paso. El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio ya ha conformado un plan para combatir la proliferación de estas animadoras, reestableciendo incluso –después de seis años- el tránsito automovilístico en la célebre plaza, con el objetivo de limitar sus espacios. Pero, ¿por qué la policía local no ha sido capaz de arrestar a las mujeres por indecencia? La primera enmienda de la Constitución estadounidense parece ser la razón. En Nueva York, hacer shows en la vía pública -incluso topless- es considerado una forma de discurso protegido, llevando a las autoridades a ser cautelosas cuando se trata de emitir sanciones. “Su argumento es que son artistas y no cualquier persona que simplemente ronda semidesnuda”, aseguró Larry Byrne, el comisionado de la policía para asuntos legales al New York Times. “Mientras ejerzan sus derechos de la primera enmienda en forma legal, no hay conducta criminal que podamos atacar”. Sólo si las mujeres acosan a los turistas o se muestran agresivas, las fuerzas policiales tienen permiso de intervenir. Algunos medios -incluyendo el New York Times- se preguntan cuál es el problema de todo esto cuando figuras como The Naked Cowboy han realizado sus presentaciones durante años. Aparentemente, la desnudez femenina sigue representando una mayor amenaza

Continúa leyendo...

COMENTARIOS