Tú a Sónar y yo a Mad Cool

Como si del clásico futbolístico se tratase, Madrid y Barcelona se enfrentan desde hoy en un duelo de festivales que convierte este fin de semana en el más musical del año.

Capital rockera...

Neil Young

La noticia es que Madrid, por fin, tiene su gran festival de música, y arranca esta tarde. Mad Cool es uno de esos maratones de tres días de conciertos en un recinto de grandes dimensiones: en este caso, una insospechada Caja Mágica que ha sido foco de polémica hasta el último momento y a cuyo aparcamiento, principal espacio del festival, le van a venir fenomenal las frescas temperaturas que se esperan. No faltan los clásicos inapelables, como Neil Young y The Who. También veteranos de los 90 (la electrónica sucia de Prodigy, el postgrunge de Garbage), bandas brits de abolengo (Editors, Two Door Cinema Club) o de radiofórmula (Bastille), y héroes locales (Vetusta Morla, Fuel Fandango, Lori Meyers: algunos, capaces de llenar tanto como las estrellas internacionales). Súmale un poco de rock exquisito (Band of Horses), talentos al alza (Michael Kiwanuka) y algo de electrónica y baile (Flume, Caribou) y ya tienes casi todos los ingredientes. Que esta mayonesa acabe de ligar es algo que tendremos que comprobar in situ.

...vs. Mediterráneo electrónico

Kelela

Al veteranísimo Sónar hay que reconocerle la capacidad para mantenerse eternamente joven. Es lo que tiene centrarse en las músicas 'avanzadas' y el hedonismo sin complejos: difícil que te salgan arrugas reseñables. De la programación de este año, que una vez vuelve a dividirse entre el Sónar de día (más relajado y experimental) y el de noche (donde el baile es el principal objetivo), nos interesan el desembarco de relevantes nombres femeninos, como Kelela (a la izda.), Santigold, Toxe o la neomujer Anohni (hasta hora conocida como Antony, de Antony and the Johnsons), y también su sección crooner: James Blake, Jamie Woon, John Grant y el cantante emergente madrileño John Grvy. Pero conviene no perderse los conciertos de Jean-Michel Jarre, padre casi fundador de la música electrónica, y de James Rhodes, un músico de clásica convertido en estrella literaria con Instrumental, el libro autobiográfico en el que relata una vida muy turbulenta. Para bailar a lo bestia, no te pierdas la House Party del sello francés Ed Banger y la sesión de Flume, grande entre los grandes de la electrónica actual.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS