Visto en el Marie Claire México: "Adiós a un icono"

Con la muerte de Mary Doyle Keefe, una de las modelos detrás de Rosie the Riveter, recordamos los orígenes de este personaje.

Adiós a un icono

Ha sido objeto de una exhibición en el National Museum of American History, inmortalizada tanto en sellos postales como tatuajes y usada como imagen de Clorox. ¡incluso Beyoncé intentó hacer su mejor caracterización de ella en Instagram! Lo cierto es que Rosie the Riveter ha inspirado a múltiples generaciones de mujeres en Estados Unidos, consagrándose como uno de los símbolos más populares de la fuerza y el empoderamiento femenino. Muchas mujeres a lo largo de la historia –incluida a la recién fallecida Mary Doyle Keefe y otras como Rose Will Monroe y Geraldine Doyle– se han enorgullecido como modelos de sus múltiples encarnaciones, pero pocos saben realmente de dónde proviene esta figura emblemática. Su primera aparición fue en las estaciones de radio, en el año 1943. Tal como lo leen; antes de ser una imagen, Rosie the Riveter fue una canción. A partir de esta, Norman Rockwell se inspiró con la ayuda de Doyle Keefe para crear su primera versión gráfica, impresa en la portada del Saturday Evening Post, en mayo de 1943. Más tarde llegó el famoso póster con la leyenda “We Can Do It!”, que poco tenía que ver con Rosie the Riveter inicialmente, sino que había sido creado durante la Segunda Guerra Mundial para impulsar la productividad en general. A principios de los cuarenta, la Westinghouse Electric Corporation comisionó al artista J. Howard Miller para crear una serie de afiches inspiracionales para la compañía. Uno de ellos mostraba a una mujer, desafiante y orgullosa, con la camisa arremangada y mostrando los músculos. Sus dimensiones eran de 43 por 56 centímetros y se imprimieron únicamente 1,800 que, al término de la guerra, quedaron en el olvido. No fue sino hasta 1982 que la revista del Washington Post sacó un artículo sobre propaganda y el póster volvió a ver la luz. De forma inmediata, fue asociado con los ideales feministas y con el antiguo personaje de Rosie the Riveter. Así nació la leyenda.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS