Visto en el Marie Claire México, Shirin Ebadi

Abogada iraní de 67 años que defiende los derechos humanos y la democracia. Recibió el premio nobel de la paz en el año 2003

Shirin Ebadi

Fue la primera mujer de su país en ejercer como jueza con apenas 23 años, practicando pro bono en casos injustos del sistema legal y enfocándose en aquellos relacionados con el abuso infantil. Sin embargo, tal vez se trata del logro menos relevante de una carrera que también incluye haberse convertido en la primera mujer, tanto iraní como musulmana, en recibir el Premio Nobel de la Paz. A pesar de ser descrita como “la peor pesadilla de los clérigos ortodoxos en Irán”, su lucha por los derechos humanos –particularmente los de las mujeres– no es antirreligiosa. “Estoy en contra del patriarcado, no del islam”, afirmó. De cualquier forma, el régimen la colocó en su lista de muerte e incluso su cuñado fue confinado y más tarde ejecutado. Ebadi pronto fue reconocida como la activista de los derechos humanos más notable al fundar el Human Rights Defenders Centre y promover la campaña One Million Signatures para cambiar las leyes discriminatorias, ganando el premio internacional Reach All Women in War Anna Politkovskaya, en 2009. Ese mismo año, el régimen confiscó su medalla Nobel y congeló sus cuentas bancarias, además de arrestarla y exiliarla. Actualmente sigue escribiendo y dando conferencias sobre los derechos humanos desde Reino Unido. En sus memorias publicadas, Iran Awakening, escribió: “No es la religión lo que ata a las mujeres, sino los dictámenes de aquellos que las desean tener enclaustradas. Esa creencia, junto con la convicción de que el cambio en Irán debe realizarse pacíficamente y desde el interior, ha sido el eje de mi trabajo”.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS