Cinco cosas que estás haciendo mal al usar las redes sociales y que no sabías

Las redes sociales las carga el diablo… así puedes usarlas con más seguridad.

pexels

Vivimos en la era digital y todos usamos las redes sociales a diario, donde hablamos con gente, nos informamos, colgamos fotos y en general, pasamos muchas horas de nuestra vida. ¿Pero sabías que las redes sociales también pueden ser un potencial peligro? Sobre todo si no se utilizan con mucho cuidado… En nuestro día a día, a veces hacemos cosas en ellas sin darnos cuenta que pueden poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad, aunque no lo sepamos. ¿Preocupada? Estas son cinco cosas que puede que estés haciendo mal al utilizar Instagram, Twitter o Facebook y que quizás no sabías todavía.

Compartir demasiada información: Es peligroso revelar información delicada como ubicaciones, fotos de billetes de avión, entradas de conciertos, nuevas adquisiciones caras o cuentas atrás hasta irse de viaje. Muchos delincuentes que están al acecho online pueden usar estos datos para suplantar tu identidad, entrar en tu casa cuando no estás, controlar tus movimientos o simplemente chantajearte. Nunca compartas tus datos personales como la dirección de tu casa o tu número de teléfono personal, nunca sabes quién puede utilizarlo para su propio beneficio.

Usar la misma contraseña en todas las redes sociales: Que levante la mano quien no utilice la misma contraseña en varios sitios… Aunque muchos lo hacemos con frecuencia, es un error muy grave: si un pirata informático logra la de alguna red social, podrá también hackear el resto de cuentas. Para evitar posibles usurpaciones de identidad, debería usar diferentes contraseñas en las distintas plataformas sociales. También es una buena práctica cambiar tus contraseñas a menudo y usar contraseñas fuertes y largas.

pexels

Conectarte a redes wifi públicas: Hasta un 79 % de los usuarios de redes wifi públicas asumen riesgos considerables al escoger una red. Extrema las precauciones cuando te conectes a un wifi gratuito y público en cafeterías, hoteles, estaciones de tren u otros lugares públicos, ya que podrían no estar suficientemente protegidos y los piratas informáticos podrían robar tus datos rápidamente. ¿Un consejo? No inicies sesión en tus redes sociales ni visites sitios web sensibles cuando estés conectado a una wifi pública. Mejor los propios datos del móvil o en el wifi de tu casa.

Hacer tests online: El pasado marzo, Facebook demandó a dos creadores de tests de Ucrania que habían estado usando estos juegos para acceder y robar datos privados de los usuarios que participan en ellos. Aunque los tests y juegos online parecen totalmente inofensivos, no te dejes engañar por ellos y desconfía cuando te pidan algún dato personal como el email o el teléfono. 

Olvidar los ajustes de privacidad de tus cuentas: Los usuarios de las redes sociales a menudo se olvidan de los ajustes de privacidad al compartir información delicada y añadir a gente a la que no conocen a su lista de amigos, sobre todo en Facebook. Recuerda que si tu perfil es completamente público y entablas relación con desconocidos, estos tendrán acceso a todas tus fotos o datos, podrían enviarte virus o incluso mensajes de spam.

 

Continúa leyendo