Comprar online y esconder los "likes": estos son los cambios que introduce Instagram

La red social que ha tenido el mayor boom en los últimos años ha introducido nuevas funciones para algunos usuarios.

Imaxtree

Hace tan solo unos meses Instagram introducía un par de actualizaciones que nos facilitaban la vida y hacían la aplicación más divertida: la red social incluía una herramienta para poner letras de canciones en los stories y daba la posibilidad de comprar directamente desde su plataforma diversos productos de ropa.

Si bien es cierto que Instagram permitió hace unos meses etiquetar los productos directamente sobre las fotos, con este cambio dio paso a un auténtico proceso de venta en línea, más corto y eficiente. De momento, esta pequeña revolución digital afecta a 20 marcas, entre ellas algunas de nuestras fetiches:  Uniqlo (que prontito llegará físicamente a Madrid), H&M y por supuesto la joya de Inditex, Zara. La iniciativa no solo afecta a las firmas low cost, algunas casas de Alta Costura como Dior también se subieron al carro, al igual que las de cosmética como Kylie Cosmetics, pequeña joya de la estrella del clan Kardashian.

¿Y cómo detectar los productos a la venta? Cuentan a partir de ahora con un mensaje azul que indicará "Pagar en Instagram". Con apuntar el mail, los datos de pago y finalmente la forma de entrega, todo quedaría listo. La red cobra un importe a cada marca por la gestión de la transacción. Este proceso revolucionario, que sigue la senda de Facebook, solo está disponible en Estados Unidos de momento pero no dudamos de que llegará en un tiempo récord al resto del mundo.

Instagram estudia ocultar los “likes”

Pero si la opción de compra online era recibida con respuestas positivas, la última actualización de Instagram ha desatado la polémica. La red social anunció ayer que ha comenzado a esconder el número de likes o me gusta de las publicaciones, al menos en ciertos países como Italia, Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Brasil o Japón, a modo de testeo.

Con ello, desde Instagram quieren que los usuarios se centren más en la calidad de las fotos y los vídeos que suben a sus perfiles y lo que significan antes que en su número de likes y en la recepción y validación que se busca por parte de los seguidores. La persona que suba una foto podrá seguir viendo el número total de “me gusta” al pinchar en la publicación, pero para el resto de usuarios el dato permanecerá oculto. Una medida que pretende mejorar la experiencia personal al usar Instagram, eliminando esa necesidad de gustar y encontrar la aprobación de los demás, aseguraba la compañía.

Como era de esperar, esta nueva actualización no ha gustado nada a los internautas, que ya se lo han hecho saber a los responsables de la aplicación a través de cientos de quejas en Twitter y otras plataformas. Los usuarios reclaman que vuelva el orden cronológico al muro y que Facebook arregle el funcionamiento de la aplicación, que ayer mismo volvió a experimentar una caída de servidores durante varias horas de la tarde. Y a ti, ¿qué te parece este nuevo cambio? ¿Crees que beneficia a los usuarios de la red social?

 

Continúa leyendo