Alex Krenn, del estudio de Vivienne Westwood

La diseñadora Vivienne Westwood, gran dama mítica de las pasarelas, lleva ya más de una década colaborando con la empresa de The Rug Company, la más top por excelencia en el mundo de las alfombras. Alex Krenn nos cuenta el secreto de esta fantástica unión.

Alex Krenn, del estudio de Vivienne Westwood

¿De qué manera las alfombras firmadas por Vivienne Westwood tienen conexión con su moda?

Vivienne lleva 40 años trabajando y sus archivos están llenos de diseños, estampados, texturas… Cuando empezamos a trabajar con The Rug Company, ella se puso muy contenta porque podía sacar cosas del archivo y darles nueva vida.

¿Tienen las alfombras conexión directa con la pasarela?

Son temas recurrentes en su trabajo, leitmotivs que han aparecido en pasarela a lo largo de los años.

 

¿Cuál fue el primero en pasar a ser una alfombra?

Squiggle, un diseño muy antiguo, de los 80, que Vivienne volvió a sacar hace poco en sus colecciones, es un clásico ya.

Alex Krenn, del estudio de Vivienne Westwood

También es un clásico la bandera Union Jack

Ese dibujo viene de una colección que se llamaba Anglofilia, en la que la novia iba vestida con la bandera original, destrozada, sobre los hombros. Una imagen increíble, un icono de la cultura británica pero a la vez desteñida, manchada, usada… Antes de devolverla al museo le hicimos una foto y pensamos que sería una alfombra genial. En The Rug Company propusieron hacerla con la técnica Aubusson, con un sabor a siglo XVIII, una época que a Vivienne le encanta e inspira.

¿El resultado es el que querían?

Sí, es genial, están reflejados todos los detalles, los tonos, el aspecto gastado… Además es exactamente de lo que trata el trabajo de Vivienne: cosas tradicionales pero con un giro moderno.

Es la misma idea que hay tras las alfombras con diseño de tartanes escoceses.

Sí, también están hechas con Aubusson, le hemos añadido la órbita típica de nuestra marca y algunos los hemos puesto con las líneas al bies.


Alex Krenn, del estudio de Vivienne Westwood

¿Y este cojín que reza Prince Charming?

Está sacado de una colección que se llama de ese modo. Un niño, hijo de una amiga de Vivienne, lo dibujó y se lo regaló. A ella le encantó y dibujó encima añadiendo su órbita y el corazón, completando esa idea de cuento.

Vivienne siempre usa sus desfiles como una plataforma política, ¿también las alfombras?

Hicimos un tapiz para una recogida de fondos de la fundación de la ONU para parar el tráfico de personas. El dibujo es el mapamundi con el efecto del calentamiento global, uno de los temas que más preocupa a Vivienne.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS