Alexander Calder, maestro del movimiento

La Tate Modern de Londres presenta hasta abril la mayor retrospectiva nunca vista de Calder, creador de la escultura móvil.

Alexander Calder, maestro del movimiento

El escultor norteamericano Alexander Calder (1898-1976) fue una figura radical que desarrolló la escultura cinética, incorporando movimiento a objetos estáticos. Nacido en Philadelphia, hijo y nieto de escultores, Calder viajó a París en la década de los años 20 del siglo pasado, tras concluir su formación como ingeniero, y ya en 1931 había inventado el móvil, término acuñado por Duchamp para describir las esculturas de Calder que se movían por su propia inercia y construcción. Calder había iniciado su experiencias con la escultura con modelos que podían moverse con las manos o por la acción de pequeños motores eléctricos, hasta llegar a esculturas sensibles a la mínima brizna de aire a su alrededor. Sus trabajos dinámicos despertaron la fascinación de las vanguardias por el movimiento, y aportaron a la escultura una cuarta dimensión. La muestra Alexander Calder: Performing Sculpturees un nuevo hito expositivo en la serie que la Tate Modern dedica a las figuras clave del modernismo, revelando, en este caso, cómo el movimiento y la concepción dramáticamente teatral de sus construcciones determinaban su trabajo. La exposición reúne obras diseminadas por museos de todo el mundo, y repasa sus colaboraciones en los campos cinematográficos, teatrales, musicales y dancísticos. Los móviles de Calder obligaron al público a replantearse la esencia de la escultura, y han dejado una huella determinante en la historia del arte, hasta el punto de que su trabajo es reconocible incluso por el público menos iniciado.

 

Continúa leyendo...

COMENTARIOS