Isabel López-Quesada: la iluminación de una casa lo es todo

Esta interiorista madrileña está especializada en decorar los espacios privados más selectos. Aquí nos da las claves de la más perfecta iluminación cálida y chic en un auténtico máster de luz.

Isabel López-Quesada: la iluminación de una casa lo es todo

Abrió su estudio a los veinte años y con tan solo trece ya descubrió su verdadero don: hacer espacios inolvidables y dotarles de un ambiente sereno y acogedor de lo más atractivo. Tradición y modernidad se combinan en un cóctel delicioso de su mano; eso sí, todo ello bañado con refrescante estilo shabby inglés y notas de country francés. Señoriales residencias en Francia, República Dominicana o Estados Unidos, sin contar con sus maravillosas casas por toda España, hablan de su sólida carrera.

Sus proyectos

La terraza del restaurante Lobbo frente al Auditorio de Madrid o el Real Club de Puerta de Hierro son algunos de sus proyectos con más visibilidad porque Isabel López Quesada es, sin duda alguna, la reina de las casas de campo más íntimas y cálidas y los pisos nobles más secretos y chic. 

La reconocerás por…

"Mi estilo es ecléctico, cero pretencioso o cursi, y cuando me dejan, incluso mágico. Voy a lo esencial y puedo lograr que algo tenga un aspecto desnudo y fácil aunque sea de gran complejidad".

Manifiesto López-Quesada

Una casa moderna "tiene que ser franca, simple, cómoda, elegante, bien distribuida, bien iluminada, eficiente, sostenible y que abrace a los que la viven y a los que la visitan".

¿Lo último?

"Compro mucha iluminación vintage de diseñadores italianos y del norte de Europa de los años sesenta y setenta y me gusta Louis Poulsen, un fabricante de lámparas danés que las hace desde 1998". ¿Más pistas? "El siglo XX está muy de moda. Personalmente adoro el trabajo de la diseñadora italiana de los años setenta Gabriella Crespi".

Isabel López-Quesada: la iluminación de una casa lo es todo

Consejos infalibles

La iluminación lo es todo en una casa e Isabel nos da sus claves a la hora de diseñarla bien: "Resaltar lo mejor, crear atmósfera, regular la luz, poder leer en los sitios importantes e iluminar el jardín, el patio o la terraza para dar profundidad a la casa". Con respecto a la cocina, la estancia perfectamente iluminada debe tener "luz bajo los muebles para iluminar el plano de trabajo, iluminación en la campana extractora y, si hay una isla o una gran mesa de comer, lámparas grandes de aspecto industrial que iluminen hacia abajo. También recomiendo focos en el techo de bombilla abierta".

Entre manos

Con una agenda de locos, en la actualidad Isabel trabaja en paralelo a uno y otro lado del Atlántico. "Estoy convirtiendo un antiguo granero en Pensilvania (EE UU) en una casa". Simultáneamente, en España anda metida en varios proyectos de lo más distintos entre sí: "ahora mismo trabajo en una cabaña en el Bajo Ampurdán, en un edificio entero en la calle León de Madrid, además de en varios superpisos en el barrio de Salamanca. Y me aguardan otros proyectos en Santo Domingo y París".

Hágase la luz

Isabel López-Quesada: la iluminación de una casa lo es todo

En un salón urbano. "Lo ideal es colocar focos para iluminar las obras de arte, y a los lados del sofá, mesas con lámparas reguladas con dimmer". 

En un cuarto de baño. "Utilizar la luz frontal para evitar las sombras en la cara y que venga de arriba. Focos en el retrete para poder leer y dos focos water proof bajos, a 40 cm del plato de ducha, para que la luz sea más amable por la mañana".

Un truco para un cuarto. "Poner dentro de los armarios tiras led para poder ver bien la ropa.

En una casa de campo. "Me gustan los halls con uno o dos faroles colgando del techo y una lámpara sobre una gran mesa como apoyo".

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS