La "champanera" de Ron Arad

Los célebres metales líquidos del diseñador Ron Arad se han transformado en una espectacular cubitera de champán.

La "champanera" de Ron Arad

Excéntrico y de fuerte personalidad, Ron Arad, el diseñador que marcó con su estética los años 60, se muestra en su madurez liberado de toda restricción y etiqueta: “Los años proporcionan libertad”, afirma. El diseñador de la icónica butaca Rover, la estantería Bookworm y la silla Well Tempered, y arquitecto de diversos edificios repartidos por el mundo, ha puesto en práctica esa libertad adquirida con los años en una creación para acompañar la mesa, muy especialmente en Navidad. Su nuevo invento es una champañera, un excelente ejemplo de cómo proyectar en una nueva dimensión, a caballo entre tradición y vanguardia, diseño y artesanía, estética y funcionalidad.

Ron Arad ha empleado su gran talento en el trabajo de las curvas y su dominio del metal para crear una cubitera que es una obra de arte, ya que cada pieza se convierte en única, sin dejar de ser funcional, ganando el estatus de objeto de coleccionista. Al igual que en sus series ‘Pressed Flowers’, el diseñador se ha inspirado en el aplastamiento de un bol ovalado de metal para generar esa sensación líquida.

La "champanera" de Ron Arad

La elección del metal responde a la necesidad de encontrar un material al tiempo lujoso, elegante y flexible. En esas condiciones, parecía inevitable involucrar en el proyecto a la casa de orfebrería Anjou, empresa familiar de gran tradición con una inmensa experiencia y avalada por más de 300 años de existencia.

El material más emblemático de esta manufactura, el peltre, resultó ideal, ya que es inoxidable, se puede modelar fácilmente y brilla con luz propia. Entre los lingotes de fundición, laminación, torneado, pulido y grabado, la experiencia de este maestro orfebre era esencial en todas las fases de ejecución del proyecto para materializar las ideas de Ron Arad.

Cinco champaneras, numeradas y firmadas por el artista, parte de una edición limitada, se colocarán en un exquisito estuche de madera, acompañado de un magnum de Blanc de Blancs, de Ruinart, unos guantes blancos y un kit de limpieza.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS