La obra gráfica de María Lladó

Enfant terrible del interiorismo patrio, se la rifan las publicaciones de decoración más prestigiosas del panorama actual.

La obra gráfica de María Lladó

Transforma, tunea, mezcla e inventa. Este es el lenguaje con el que articula Lladó sus rutilantes casas. Su incansable y creativa mente logra espacios luminosos llenos de optimismo e inconfundible espíritu rebelde donde sobresale su asombroso y sabio manejo del color. La incombustible energía de esta expublicista contagia todo lo que toca.

Sigue su pista

El director de cine Woody Allen se enamoró de una de sus casas en la que rodó varias escenas de Vicky, Cristina, Barcelona. Sus residencias privadas en los Hamptons (Nueva York), Madrid, Sotogrande, Santander o Almería son todo un ejercicio de rabiosa modernidad.

ADN Lladó

"Creo que mi cerebro es lo más parecido a una coctelera y los espacios que decoro son para mí como las copas o los vasos. Lo que hago es adaptarme a cada proyecto y tratar de no repetirme, que es lo que me parece más inteligente y sobre todo divertido". 

La obra gráfica de María Lladó

Buenas intenciones

"Un óleo de Dis Berlín, un talento reconocido que sigue estando a buen precio, una pieza extraña de Evru, un collage de Sr. García o de Sean Mackaoui, un dibujo de Marcel Dzama y una foto en blanco negro de Alberto García-Alix o de Gorka Postigo. Y, por qué no, una escultura de Susana Solano y, si se puede, una serigrafía de Andy Warhol".

Arte moderno: Manual de uso

● Empaparse de la escena artística actual, visitar muchas galerías y apoyar a nuevos talentos porque es una labor fantástica. 

● Leer La historia del arte, de Ernst H. Gombrich.

● No colgar los cuadros muy alto porque resulta vulgar.

● Mezclar sin miedo y con ganas distintas estéticas y épocas.

● El factor sorpresa es fabuloso.

● Situar obras importantes, cuadros grandes o esculturas en la entrada para que te reciban.

Etiquetas: decorador

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS