¡Larga vida a los dibujos de tus hijos!

Porque los niños a cualquier edad son artistas, te mostramos cómo hacer de los dibujos de tus hijos 'pequeñas obras de arte'.

¡Larga vida a los dibujos de tus hijos!

¿Eres de las que lo guardan todo y tienes la casa atiborrada de folios sueltos con las acuarelas, dibujos y garabatos de tus hijos? Si te da pena tirarlos o guardarlos en un cajón para dejarlos en el olvido, tenemos la solución que estabas buscando. Porque, no nos engañemos, en el fondo ¿a quién no le sale la vena sentimental tratándose de estos menesteres? La idea no la hemos tenido nosotras, sino tres hermanas sevillanas –Mª José, Mª Fernanda y Pitu Hoyuela de la Cueva– con mucho talento, que han creado una web y un producto original (¡y práctico!) donde los haya: “No se pinta en el sofá”. ¿En qué consiste? Es tan sencillo como reclutar (y organizar en el mejor de los casos) los dibujos de tus hijos, entrar en www.tiradepapel.com y encargar uno de sus maravillosos cuadernos. Ellas lo organizan todo y te mandan a tu domicilio un mensajero para recogerlos y, en cuestión de 15 o 20 días, te los devuelven encuadernados en formato libro con el diseño de portada que más te guste. Admiten un tamaño máximo de 33 x 24 centímetros y los precios oscilan entre 45€, para el libro de artista con 30 dibujos, y 75€, para el que está compuesto por 100 mini obras de arte. ¡Porque nunca se sabe si cuentas con un Picasso en la familia! Eso sí, lo que todavía no tenemos claro es si este regalo le hace más ilusión a los padres o a los hijos...

Y si eres una enamorada de los libros, cuadernos o agendas, en este taller de encuadernación online también encontrarás el regalo perfecto para estas Navidades (desde libros de firmas, pasando por fabulosos álbumes de fotos, hasta los notebook en piel de Ubrique con los colores más divertidos). “Trabajamos la encuadernación artesanal pero adaptándola a los nuevos tiempos y dando el toque personal que el cliente necesite. Queremos que se vuelva a escribir, apuntar, dibujar, recordar…”, nos cuenta Mª Fernanda Hoyuela. Así sea.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS