¿Sabías que tus viajes influyen en la decoración de tu casa?

Seguro que más de una vez al volver de vacaciones has redecorado tu casa. Pues bien, tiene una explicación.

deco
Unsplash

Seguro que alguna vez habéis pensado Que no se acaben mis vacaciones, porfavor, que no se acaben como un mantra, por si acaso alguien os escuhaba. Lo continuabais repitiendo una y otra vez hasta que, lamentablemente, os hacíais a la idea de que no por mucho decirlo se iba a hacer realidad. Era entonces cuando (nosotras también nos incluimos) hacíamos la maleta como podíamos y llegábamos al aeropuerto entre trompicones y lágrimas contenidas (bueno, vale. Aquí nos hemos puesto un poco drama queens). Pero esa sensación de vacío que se queda cuando las vacaciones se acaban es real y cuando volvemos a casa, queremos tener un trozito de aquel lugar con nosotros. Y a través de la decoración es un poquito más fácil conseguirlo.

Según un estudio elaborado por Booking.es, una de las cosas que más valoramos a la hora de elegir alojamiento es la decoración, (no podemos estar más de acuerdo). Y es que, en este caso más que nunca, el destino y el lugar donde pasarás tus días de relax tiene que entrar por los ojos. Por eso, si te quedas en un sitio bonito que consideras cálido y acogedor, tu experiencia será mucho más completa y por consiguiente, querrás llevarte esos buenos recuerdos de vuelta a casa. ¿Cómo? A través de la decoración.

Es muy frecuente querer hacer un lavado de cara a tu casa cuando vuelves de vacaciones. Muchas veces hemos pensado que es porque necesitamos tener todo en orden para empezar la vuelta al trabajo, pero en realidad, siempre hay algunas características del destino que hemos escogido que influyen en la elección de las piezas o de los colores de las paredes que elegiremos. Aquel que dijo que un hogar debe de ser como un santuario tenía razón, ya que es donde más horas pasamos a lo largo de nuestra vida (además de la oficina, claro).

Según la Academia de Neurociencias de la Arquitectura (EE.UU), la manera en la que decoras tu casa influye tanto en tu ánimo que determina tu forma de ser. Si nos rodeamos de imágenes u objetos que tienen una carga emocional seremos más proclives a sentirnos en paz. Las fotos por ejemplo, mantienen activa nuestra mente ya que esta está continuamente recibiendo estímulos si el cerebro se topa de manera frecuente con elementos vivos. Los techos son un factor fundamental. Cuánto más altos, más dejarás volar tu imaginación y cuánto más bajos, más sensación de protección tendrás. Hay una consecuencia para cada elección #deco que haces.

deco
Unsplash

Por todo esto, un 48% de los españoles renuevan la decoración de su hogar al volver de sus vacaciones, porcentaje que crece aún más entre los millennias, que aumenta al 67%. Ver espacios nuevos y parajes distintos hace que seamos más creativos a la hora de cambiar nuestra casa. Y muchas veces, nos enamoramos tanto de algunas piezas, que decidimos traerlas de vuelta para que formen parte de nuestro día a día.

Si te inspiras en la ciudad en la que has estado, podrás conseguir resultados muy buenos gastando poco dinero. Sé inteligente: no traigas del extranjero cosas que podrías conseguir perfectamente en la tienda de al lado de tu casa. Te ahorrarás espacio en el equipaje y podrás traer piezas únicas que aquí son imposibles de conseguir.

deco
Unsplash

Si has estado en Marruecos, por ejemplo, y te has enamorado de una alfombra y unos cojines, no lo dudes: son elementos que aquí no podrás encontrar y que le darán a tu casa un toque cálido y muy colorido. Para ahorrar espacio compra solo las fundas y no los rellenos: tus maletas te lo agradecerán. Pero los sentidos también juegan un papel muy importante en este proceso. Si has estado en una cabaña y el olor de la leña te trae muchos recuerdos puedes comprar una vela para recrearlo. Si por el contrario, sueñas con el mar griego y sus aguas cristalinas, puedes pintar las paredes de azul.

Y así poco a poco tu hogar se irá llenando de los recuerdos de tus viajes y tú te sentirás un poco más como en casa en cada lugar al que vayas, porque siempre regresarás con una pieza que te recuerde a esos días donde pudiste desconectar del móvil.

deco

CONTINÚA LEYENDO