Maison -- Deco

Decoración en oro rosa, el acabado cobre está de moda

A caballo entre el dorado y el bronce, las aleaciones de metales parecen haber encontrado en el "oro rosa" la mejor forma de transformar algo sencillo en un elemento de decoración. En joyería, al clásico y señorial oro le salió un hermano orientado a públicos más juveniles y desenfadados, el oro rosa. Pero lo que este estilo decorativo toma del oro rosa es su color, así que no, no tienes por qué gastarte un dineral en objetos decorativos hechos de oro.

Lámalo cobre, llámalo oro rosa, pero con algunos sencillos objetos introducidos en una estancia, este color puede transformar la decoración. Candelabros, marcos o jarrones son una buena forma de comenzar a introducir este metalizado estilo.

Grandes marcas y sus firmas de decoración también han optado por elementos decorativos en oro rosa. En un hogar millennial no pueden faltar por supuesto, láminas con mensajes cargados de simbolismo, escritorios con una importante carga de papelería en estos tonos, cojines con lentejuelas o strass y lámparas minimalistas.

También de la mano de la deco dorada vienen los diseños geométricos. Rombos, hexágonos y todo tipo de polígonos dejan sus aristas y esqueletos a la vista convirtiéndose en esqueletos de color cobre. Mesas, bandejas o lámparas suelen seguir esta estética.

Pero no sólo se trata de incluir elementos decorativos de oro rosa, muebles o baúles con acabados, remaches y embellecidos en cobre pueden ayudarte a incluir este color en tu decoración sin que resulte muy llamativo y logrando una mayor armonía estética.

Del dormitorio al salón, comencemos por los pequeños detalles. Un tocador salpicado de joyeros, bandejas y cubiletes para dejar los accesorios diarios son algunos de los elementos que admiten este oro rosa. Continuando en el dormitorio, en un armario también es bien recibido. Perchas, cerraduras o cajas para almacenar todo tipo de accesorios. Todo se puede acondicionar al bronce.

Uno de los dormitorios más fotografiados y perseguidos, el de la maquiavélica Blair Waldorf también presumía de accesorios en oro rosa. Cojines, accesorios de tocador… En realidad, toda la casa de las Waldorf destilaba cobre. Desde el papel de la pared hasta los jarrones del salón, todo en oro, rosa.