Maison -- Deco

El diseño feliz de Nendo

En el origen de cada producto, una historia

Todos los productos que ven la luz en cualquiera de los dos estudios Nendo que Sato tiene, en Tokio y en Milán, nacen fruto de una idea. Las formas, la elección de los colores o los materiales vienen después. Una muestra es el Ribbon Stool ("taburete cinta"), ideado para Capellini en 2007. En lo que constituiría su primera colaboración con una gran marca italiana, se cuestionó la rigidez de las patas de las sillas. A partir de ahí, lo que le vino a la mente fue la imagen de las cintas de las zapatillas de ballet: una forma flexible y delgada que dio pie al diseño de la base de este taburete, uno de sus best-sellers.
Para su presentación en Maison & Objet en 2015, a Oki Sato se le ocurrió hacer chocolates. Nueve bocados/creaciones con diferentes formatos y texturas: suaves, ásperos, fuertes… para ser degustados en un ambiente diseñado por él con el máximo esmero. Una especie de salón de té, con sofás y butacones de Cappellini, Moroso y otros –firmados por Nendo–, pero con una peculiaridad: todos eran de diferentes tonalidades del color del cacao.