El secreto para decorar la merienda de Navidad perfecta

Las fundadoras de Molecot y expertas en decoración nos dan claves para vestir la mesa (y sorprender a tus invitados) en estas fechas tan especiales.

En plena época de felicidad y celebración tenemos un montón de tareas entre manos. Elegir el menú estrella, encontrar el look que nos sienta de infarto, acertar con los regalos...todo ello sin renunciar a ningún plan típico navideño y el placer de disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos. Navidad es tiempo de reencuentros con viejos amigos, y los familiares que viven lejos regresan al hogar. A pesar de que los dos grandes eventos que se organizan durante estas fechas son la cena de Nochebuena y la cena de Nochevieja, tienen lugar otras citas sociales y reuniones a lo largo de estos días con el cierre especial de la merienda del 6 de enero junto a un buen roscón de Reyes. Si te toca ejercer de anfitrión en alguno de estos días, te ayudamos a preparar la mesa con unos sencillos pasos.

Una vez tengas elegido el menú que servirás, todo será coser y cantar. Juqui Suárez de Lezo, María José González Moro y Marta Cotoner Corsini fundadoras de la marca de vajillas Molecot nos cuentan cuales son las claves a tener en cuenta para preparar la mesa perfecta. Hay varios elementos que debemos tener en cuenta antes de preparar nuestra mesa. Lo primero es elegir cuáles serán los colores que protagonizarán la mesa. Las expertas sugieren escoger tonos típicos navideños, como el dorado, el rojo y el blanco, con dos o tres tonos distribuidos de manera estratégica bastará.

Como se trata de un día especial, solemos apostar por un juego de platos diferente al que utilizamos normalmente. Juqui Suárez de Lezo, María José González Moro y Marta Cotoner Corsininos recomiendan una vajilla formada por fondo blanco no pasa de moda y nos vale para cualquier ocasión que presente algún detalle en otro tono, un toque elegante a la par que discreto. Atenta a los detalles. Si queremos que nuestra cena respire el espitú navideño  elige un juego de servilletas de algún diseño propio de la Navidad. 

Para que evitar un resultado sobrecargado, deberás decantarte por un mantel de algún color liso en tonos neutros. Un nude, azul claro o rosa pastel. Otro punto que debemos prestar una atención especial en los preparativos es al centro de mesa. Parece una tontería, pero escoger el elemento decorativo que complete la mesa, conseguirá darle esa estética tan deseada. Dale el toque diferente con alguna planta pequeña o flores que, por tonalidad, contrasten. Las expertas aconsejan elegir una sin olor, para evitar que se mezcle con la comida. Por último, coloca varias velas encendidas a lo largo de la mesa, conseguirás un ambiente cálido y hogareño cuando lleguen tus comensales.

Agradecimientos: Interflora y Le Bistroman Atelier. 

Continúa leyendo