Vídeo de la semana

Secretos de cuarentena

Alberto de Mónaco: ''Hablo con Charlene varias veces al día''

El príncipe monegasco se ha sincerado plenamente sobre cómo está viviendo su contagio por coronavirus

Alberto de Mónaco
Gtres

El príncipe de Mónaco parece estar evolucionando favorablemente después de haber sido diagnosticado con COVID-19. El príncipe Alberto dio positivo en coronavirus la pasada semana, motivo por el que ha tenido que mantenerse aislado en Palacio para recibir únicamente la visita de los médicos.

A día de hoy, mucho más recuperado, el hermano de Carolina de Mónaco ha explicado para ‘Corriere della Sera’ cómo se ha sentido durante estos días. El marido de Charlene de Mónaco admitió en primer lugar haber sentido miedo en el momento en el que se enteró de que había dado positivo en el test. Después, empezó a pesar en cómo podía haber contraído la afección durante los días anteriores a los síntomas.

Alberto de Mónaco, Charlene
Gtres

“Ya no tengo fiebre y la tos ha mejorado. Sueño con volver a ver a Charlene y a los gemelos la semana que viene”, explicaba entusiasmado el hermano de Estefanía de Mónaco, que. A pesar de encargarse de sus tareas profesionales por medio de videollamada, también aprovecha para contactar por esta misma vía con su mujer y sus hijos, Jacques y Gabriella: “Hablo con Charlene por teléfono varias veces al día, intento calmarla. Intento hablar con los niños por teléfono, pero no paran, siempre están distraídos con mil cosas, como todos los niños, es difícil llamar su atención. Pero cuando hablamos siempre quieren contarme lo que han hecho durante el día”, decía el tío de Carlota Casiraghi.

También ha contado con el apoyo de su hija Jazmin Grace Grimaldi. A pesar de no haberla reconocido hasta que la niña tenía 11 años, la joven y el padre se han convertido en uña y carne y se han dejado ver públicamente en diferentes actos. Ahora, Jazmin ha querido mostrar apoyo a su padre en estos momentos difíciles con una publicación en su Instagram de ambos muy sonrientes.

La Familia Real decidió trasladarse a la residencia de Roc Agel, lugar donde el clan Grimaldi suele refugiarse en verano y que cuenta con la paz y la armonía que podrían hacer que se evitaran los posibles contagios. Aún así, no han podido evitar que el hijo de Grace Kelly se infecte, y a consecuencia de ello ha cancelado todos los actos sociales del Principado, entre los que se encuentra el Baile de la Rosa: “En estos días trabajamos con la mitad de personal. Yo sé que soy un privilegiado y que estar en una casan normal con hijos es un sacrificio, pero hay que hacerlo”, explicó el tío de Andrea Casiraghi, intentando convencer a todos sus seguidores sobre la necesidad de seguir las medidas de seguridad impuestas por los Gobiernos para evitar una propagación mayor de la pandemia.

Continúa leyendo