Vídeo de la semana

Optimismo

Descubrimos a los protagonistas secretos del discurso de la reina Isabel II

La soberana del Reino Unido ha querido transmitir a los niños su fe en el futuro

Isabel Ii
Gtres

Como ya hiciera hace 80 años, la reina Isabel IIde Inglaterra ha querido transmitir con el discurso que dio ayer, 5 de abril de 2020, un mensaje de optimismo y fe en el futuro justo en el momento en que el mundo está sumido en la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. En aquellos momentos, el doloroso panorama estaba enmarcado en la Segunda Guerra Mundial y multitud de niños fueron repatriados para no sufrir las consecuencias de un avatar tan cruento.


Hoy, si nos fijamos con detenimiento en quienes son los verdaderos protagonistas de las directrices de las palabras de la soberana británica, y pensando sobre todo en los días venideros, se puede apreciar que son los niños y los adolescentes los que pueden tener en sus manos que esta terrible situación no se repita en un futuro cercano o, por lo menos, sea controlable.

 

Isabel II
Gtres
Isabel Ii
Gtres

De este modo, Isabel II, que se asomó a los hogares de millones de británicos con un vestido en color verde, que alude a la esperanza, pero también al tono que utiliza el colectivo sanitario en sus uniformes, ha querido transmitir un mensaje similar al que realizó con su hermana Margarita cuando ambas eran unas niñas, siendo en aquella ocasión su primer discurso como princesa.


Por otra parte, la atención a las palabras de la reina en los hogares británicos fue asombrosa, ya que la audiencia batió todos los records para saber que tenía que decir ´Su graciosa Majestad` y, gracias a los testimonios de la prensa, los propios protagonistas y las redes sociales, podemos ver que son muchos los niños y adolescentes que estuvieron pendientes de la pequeña pantalla para saber que es lo que quería transmitir Isabel II, quien, con 93 años, ha pasado por etapas muy difíciles, incluidas dos guerras mundiales.

 

Isabel II
Gtres
Isabel Ii
Gtres

Ver a estos niños y jóvenes escuchando aIsabel II pone casi los pelos de punta, porque en circunstancias normales estarían jugando en los parques o en la misma calle, viendo dibujos animados o series, y no atentos a unas palabras que seguramente ni siquiera entiendan y deban ser sus padres quienes les expliquen la difícil situación en la que vivimos todos hoy en día. Unos niños que mañana, cuando se acabe el confinamiento, lo más probable es que olviden en tiempo record las extremas condiciones que el mundo ha asumido por este terrible COVID-19.

Continúa leyendo