Vídeo de la semana

Un sutil guiño

El detalle que ha pasado desapercibido de la foto de los duques de Cambridge por el Día de la Madre

El príncipe Guillermo y Kate Middleton han aprovechado la ocasión para enaltecer la figura de la mujer generación tras generación.

El príncipe Guillermo y Kate Middleton
GTRES

Muchos países, sobretodo los anglosajones, celebrabaron el pasado domingo el Día de la Madre y las redes se han llenado de felicitaciones hacia todas las mamás. Los duques de Cambridge han aprovechado la ocasión para hacer un recopilatorio de las distintas generaciones. Desde la cuenta oficial de Instagram deseaban un feliz día “a las nuevas madres y a las antiguas, y a las familias que pasan el día hoy juntas o separadas”. Para concluir el mensaje han querido subrayar que piensan en todos en este momento tan difícil.

El post consta de una galería con cuatro fotos. La primera una imagen inédita del duque y la duquesa de Cambridge con sus hijos en Norfolk. La segunda una emotiva fotografía de Diana, Princesa de Gales, con sus hijos el Príncipe William y el Príncipe Harry. La tercera Carole Middleton con su hija Kate Middleton y finalmente la tarjeta que el pequeño George ha regalado a su madre en este día. Se trata de un jarrón repleto de flores con un corazón en el centro. Pero entre tanta foto hay un detalle que todo el mundo ha pasado desapercibido.

En la primera imagen, el fotógrafo Matt Porteous ha querido resaltar en primer plano la figura de la mujer. Kate Middleton corriendo con la pequeña Charlotte a la espalda mientras los chicos de la familia, el principe Guillermo y George, quedan en un segundo plano sin distinguirse apenas los rostros. Una composición fotográfica que nada tiene de improvisada. La felicidad de una madre junto a su familia, portando a la pequeña que dará lugar a la siguiente generación y la cual formará parte de este día como una maravillosa madre más de la familia real británica.

Estos días, los duques de Cambridge se han encargado de las visitas que tenía previstas la Reina Isabel II, para así protegerla del contagio. Al ser los dos miembros con menos riesgo, por edad, se han convertido en la imagen de la Casa Real inglesa. El pasado viernes quisieron agradecer el gran trabajo de los profesionales sanitarios y visitaron el servicio de ambulancias de Londres. Tomaron todas las medidas para evitar el contagio establecidas, comenzando la visita al centro desinfectándose las manos y sin tocar ningún objeto presente. Se adentraron a fondo en cómo están atendiendo todas las llamadas y estudiando los casos de contagios antes de proceder al envío de ambulancias. Un gesto demasiado importante en estos momentos, para poder dar visibilidad al gran trabajo que están realizando los profesionales ante la pandemia. Al abandonar el lugar, el príncipe Guillermo explicaba que habían ido a dar “personalmente las gracias en nombre de mis abuelos a todo el personal que trabaja contrarreloj para dar aviso y cuidados a los que más los necesitan”. Recalcaba que todos tenemos un papel crucial para proteger a los más vulnerables y eso implica seguir los consejos de los expertos “quedarnos en casa si tenemos síntomas y evitar cualquier contacto no esencial para evitar que se expanda el virus”.

Continúa leyendo