Vídeo de la semana

Nuevo capítulo

Día 1 en la vida post realeza de Harry y Meghan. ¿Y ahora qué?

Los duques de Sussex se han despedido de su inclusión en la familia real pero han dejado muchas dudas sin resolver sobre qué va a pasar con sus vidas.

El Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle han hecho oficialmente la transición de miembros de la Casa Real británica a algo que aun no está del todo claro. Se han despedido de su inclusión en la familia real pero han dejado muchas dudas sin resolver sobre qué va a pasar con sus vidas.

Desde que comunicasen en enero que renunciarían a sus funciones oficiales y buscarían la independencia financiera, a partir del pasado martes, solo detallaron que cambiarían el Reino Unido por América del Norte. Pero el lugar de residencia que tenían pensado, Canadá, cambió de la noche a la mañana y ambos se trasladaron a California. Así lo confirmó el mismo Trump, en un comunicado que aseguraba que Estados Unidos no pagaría la seguridad de Harry y Meghan. En su perfil de Twitter tuiteaba que era “un gran amigo y admirador de la Reina y del Reino Unido” pero que “los EE.UU. no pagarán por su protección de seguridad. ¡Deben pagar!” concluía. Los duques de Sussex no quisieron quedarse callados tras publicarse estas declaraciones y, por medio del portavoz de los duques, recalcaban que “no tienen planes de pedir al gobierno de EEUU recursos de seguridad”, segurando así que “las 12 personas de seguridad que necesitarán para su protección se financiarán con fondos privados. Es un acuerdo al que llegó la Casa Real con ellos cuando tomaron esta decisión a principios de enero”.

Harry y Meghan
GTRES

La falta de detalle sobre las decisiones actuales que han ido tomando y sobre cómo plantean su nueva vida, ha sido una clara señal de que Harry y Meghan quieren alejarse de la esfera pública. El príncipe siempre ha culpado a los medios de comunicación de la muerte de su madre en 1997, la princesa Diana. Su relación con ellos desde entonces se tornó incómoda, algo que aumentó en 2016 cuando declaraba que la prensa sensacionalista británica estaba acosando a la que en aquel entonces seguía siendo su novia, Meghan.

Desde el primer momento la pareja no se sentía a gusto con el tratamiento mediático de sus vidas, por lo que después de casarse en 2018 comenzaron a valorar dejar atrás la corona. Un hecho que se ha vuelto realidad tras dos años.

Harry y Meghan
GTRES

“Lo más importante en este momento es la salud y el bienestar de todos en todo el mundo y encontrar soluciones para los muchos problemas que se han presentado como resultado de esta pandemia. A medida que todos encontramos el papel que debemos desempeñar en este cambio global y en el cambio de hábitos, estamos enfocando este nuevo capítulo para entender cómo podemos contribuir mejor. Aunque no nos vean aquí, el trabajo continúa” han publicado a modo de despedida en el perfil de Instagram de los duques de Sussex. Una marca, Sussex Royal, que desean seguir usando al no ser llamados Altezas Reales.

Hoy día se encuentran en la zona de Los Ángeles donde Doria Ragland, madre de Meghan, reside actualmente y donde la duquesa de Sussex creció. Meghan retomará su carrera como actriz, empezando como narradora del documental de Disney ‘ Elephants’ y prosiguiendo en el proyecto de Tom Cruise, productor que ha querido contar con ella para una de sus próximas películas. En cuanto al ex-soldado Harry está todo en el aire, seguirá supervisando los Juegos Invictus pero no ha detallado nada más.

Continúa leyendo

#}