Ya se encuentra en casa

El duque de Edimburgo, dado de alta tras un mes ingresado

Salió en silla de ruedas con un aspecto bastante desmejorado y con fuertes medidas de seguridad

El príncipe Felipe de Edimburgo ya se encuentra  descansando en su residencia oficial del palacio de Windsor junto a su esposa, la reina Isabel II, después de haber recibido a primera hora de la mañana el alta hospitalaria. El duque, que llevaba ingresado desde el pasado 16 de febrero, abandonó el centro privado King Edward VII, en el centro de Londres, en silla de ruedas, según asegura el  diario británico Mirror, y bajo fuertes medidas de seguridad. Al parecer, lo ayudaron a subir al asiento trasero del BMW negro y es que su aspecto físico se ha visto deteriorado en este tiempo que ha pasado en el hospital. Con una escolta policial, Felipe de Edimburgo fue trasladado al Castillo de Windsor en Berkshire en un viaje que duró  aproximadamente una hora.

Duque de Edimburgo
Gtres

Según añade el medio antes citado, se instalaron pantallas para proporcionar mayor privacidad al príncipe, que salió por la puerta trasera acompañado por personal del hospital, de la casa real y también agentes de  la policía. Se ha comentado que el consorte  se encontraba de buen humor y que agradeció al personal el trato recibido. Además, un portavoz del palacio de Buckingham aseguró: "Su Alteza Real desea agradecer a todo el personal médico que lo atendió tanto en el Hospital Rey Eduardo VII como en el Hospital San Bartolomé, y a todos los que le enviaron sus buenos deseos”.

Duque de Edimburgo
Gtres

El duque de Edimburgo cumplirá 100 años el próximo mes de junio y su estado de salud cada vez se ve más deteriorado, por lo que en los últimos tiempos ha sido ingresado en varias ocasiones, pero esta ha sido la que más tiempo ha pasado hospitalizado.  Era el pasado 16 de febrero cuando ingresaba por una infección y dos semanas más tarde era trasladado al centro médico de St. Bartholomew, en la capital británica, donde tuvo que ser intervenido por un problema cardiaco.  Ha habido un gran secretismo respecto al ingreso y su evolución. De hecho, no se reveló el motivo exacto que llevó al duque de Edimburgo al hospital, aunque en ese momento desde Palacio se aseguró que no estaba relacionado con el coronavirus.

Duque de Edimburgo
Gtres

Las visitas que ha recibido en estos 28 días que ha pasado en el hospital han sido muy escasas, debido a la situación sanitaria que se vive y que viene provocada por el coronavirus. Tanto la reina como el resto de los miembros de la Familia Real han continuado con sus obligaciones oficiales y en este tiempo ha sido también cuando ha estallado el escándalo de Meghan y Harry. Se desconoce si el príncipe ha podido ver la televisión y está al tanto de todo lo que los duques de Sussex han dicho sobre la familia, a la que ha tachado de racista, entre otras muchas cosas.  Sea como sea, lo cierto es que el príncipe necesita mucha tranquilidad para reponerse de la intervención y de todos los antibióticos que ha recibido por la infección y que le han dejado con un estado físico bastante debilitado.

Continúa leyendo