El tema está en manos de sus abogados

El monumental revés con el que no contaba el príncipe Harry y que le puede llevar de vuelta a Londres por una temporada

El nieto de la reina Isabel II está estudiando el caso para tomar una decisión, pues el tiempo corre en su contra

El príncipe Harry se enfrenta a un serio problema con el que no había contado hasta ahora y que le puede llevar de vuelta a Gran Bretaña en los próximos días y  por una larga temporada. Es un contratiempo que está estudiando con sus abogados y que se debe a temas que tienen que ver con su situación económica. Si el nieto de la reina Isabel II llega a vivir en Estados Unidos 183 días estará legalmente obligado a pagar impuestos allí, pero no será solo por los contratos que haya firmado, sino que será de todo lo que haya recibido en el último año, ya sea en el nuevo como en el viejo continente.  De momento, el príncipe lleva ya casi 160 días, por lo que debe de tomar una decisión rápida y que será trascendental en su futuro.

Meghan Markle, príncipe Harry
Gtres

Meghan y Harry se instalaron en California el pasado mes de mayo, después de regresar de Vancouver, Canadá, donde tuvieron una mansión alquilada desde el mes de marzo, fecha en la que se produjo en Megxit. La primera vez que se tuvo constancia de su entrada en Norteamérica fue  cuando  se anunció que la pareja se encontraba alojada en una mansión de Beverly Hills  y que era propiedad del productor de televisión Tyler Perry. Eso fue el 7 de mayo, lo que significa que, a partir de ese día, las autoridades tuvieron constancia de la entrada del príncipe Harry, su esposa Meghan y el pequeño Archie. Después, el matrimonio decidió adquirir una mansión en  la que residen en estos momentos y cuyo precio era de algo más de 12 millones de euros.

Familia Real británica
Gtres

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) de los Estados Unidos tiene sus ojos puestos en el hijo menor del príncipe Carlos de Inglaterra, según se asegura en el Daily Mail y es que se podría enfrentar a pagar impuestos federales y del estado de California, que son mucho más elevados de los que estaría obligado a hacer frente si su residencia la tuviese fijada en Gran Bretaña. Al parecer, la agencia  tributaria estadounidense querrá conocer todas las fuentes de ingreso "no es sólo su acuerdo con Netflix, sino cualquier dinero que haya recibido en regalos del Príncipe Carlos y cualquier fondo fiduciario, cuentas de ahorros u otros activos que tenga en el Reino Unido. Eso significa que los libros reales estarán abiertos al escrutinio", asegura el mismo medio.

Meghan Markle,  príncipe Harry
Gtres

Se estima que los duques de Sussex tienen una fortuna conjunta de 20 millones de libras esterlinas y lo que va a resultar clave es el tipo de visa con la que entró el príncipe Harry, de 36 años, en Estados Unidos. Si se trata de una visa diplomática, está exento, pero si fue un visado 0-1 para personas con `habilidades extraordinarias´, entonces será responsable de los mismos impuestos en los Estados Unidos que todos los demás. Por su parte: "Meghan es un contribuyente estadounidense y su situación no ha cambiado, pero Harry tendrá que darle explicaciones al IRS sobre cada centavo que ha recibido. Eso incluye el pago del impuesto de donaciones sobre cualquier regalo monetario que haya recibido del Príncipe Carlos y tendrá que mostrar cualquier otra fuente de ingresos, incluidos los fondos fiduciarios establecidos después de la muerte de la princesa Diana".

Continúa leyendo