Vídeo de la semana

¡Qué bonito!

El príncipe Harry y Meghan Markle testigos de una romántica petición de mano

Los duques de Sussex han vivido uno de los actos oficiales más bonitos y no han podido contener las lágrimas de emoción.

Príncipe Harry y Meghan Markle
GTRES

El príncipe Harry y Meghan Markle han hecho su primera aparición pública en pareja casi dos meses después de que se dejasen ver en su visita a la Casa de Canadá en Londres. Tras esto, los duques de Sussex anunciaban la renuncia a sus obligaciones reales de representar a la reina Isabel II. Una impactante decisión que se hará efectiva a finales de este mes.

Parece que se han tomado unos meses de vacaciones para afrontar con fuerza las consecuencias de esta decisión. Aún así no han querido perderse la ceremonia de entrega de los premios de la Fundación Endeavour, celebrados en la London’s Mansion House.

Lo que la pareja no esperaba era vivir una de las galas más románticas. El inesperado momento ha llegado cuando Danny Holland, uno de los premiados con el Recognising Achievement Award, subía al escenario. Durante su discurso ha agradecido a todos los que le ayudaron, algo común en las entregas de premios. Pero menos común ha sido lo que sucedía justo antes de finalizar sus dedicatorias. Los allí presentes miraban expectantes cómo sacaba una pequeña caja del bolsillo.

Príncipe Harry y Meghan Markle
GTRES

Los duques de Sussex, que se encontraban en primera fila, no han tardado en darse cuenta de lo que iba a suceder a continuación. Meghan se echaba las manos a la cabeza y sus ojos se llenaban de lágrimas de emoción al pensar que iba vivir una pedida de mano. La sala a acogido entre aplausos y gritos de ovación a la pareja de Holland, que ha subido al escenario a abrazarlo. Instantes después su novio estaba arrodillado en el suelo pidiéndole formalmente matrimonio.

Príncipe Harry y Meghan Markle
GTRES

Ante la atenta mirada de Harry y Meghan, la joven no ha dudado en darle el ‘Sí, quiero’ a su chico mientras el resto de los asistentes aplaudían emocionados sin cesar. En la cara de la duquesa se veía la melancolía de recordar su pedida de manos, hecho que se remonta tres años atrás, cuando oficializaban su compromiso en uno de los jardines del palacio de Kensington.

Mucho ha llovido desde entonces y la vida de los duques ha cambiado radicalmente. El príncipe Harry no ha querido olvidar mencionar en su discurso que “servir a la Reina” y a su país “es algo de lo que todos nos enorgullecemos y que nunca nos deja. Servir una vez significa servir toda la vida”. “Algunos me habéis dicho que siempre me apoyaréis y yo también os digo que siempre os apoyaré” clausuraba el acto.

A la pareja aún les queda enfrentarse a la que será su última celebración oficial como ‘royals’. Será el Festival de Música de Mountbatten, que tendrá lugar en el Royal Albert Hall de Londres. Un acto que pone fin a su etapa como miembros de la Familia Real y quién sabe si será con uno de estos momentos tan románticos.

Continúa leyendo