Al mes de morir su hija

Fallece Beatriz de Borbón como consecuencia de un paro cardíaco

La enfermedad de EPOC que padecía desde hace tiempo ha sido el desencandenante del trágico final.

Beatriz de Borbón
Gtres

La Condesa Von Hardenberg ha fallecido a las 9:30 de la mañana el Hospital Quirón de Marbella como consecuencia de un paro cardíaco fruto de la enfermedad de EPOC que padecía desde hace años. La alerta por coronavirus en España, hace que el velatorio se celebre en la más estricta intimidad. Una triste noticia que llega un mes después de la de su hija Cristina de Borbón, que falleció el pasado 13 de febrero en el hospital Puerta de Hierro de Madrid tras sufrir un accidente. La tragedia hizo que la princesa Zu Fürstenberg cayera en una profunda tristeza, no hay peor pérdida que la de un hijo.

Beatriz von Hardenberg no pasaba por su mejor momento y aunque llevaba quince años retirada del foco mediático, pudimos verla en el tanatorio de San Isidro de la capital dando el último adiós a su hija con el rostro desencajado. Una de las últimas imágenes que tenemos de ella es en la boda de su hija, Olivia de Borbón que celebraba su enlace con Julián Porras.  

Beatriz de Borbón
Gtres

Nació el 28 de junio del año 1947 en Alemania fruto del amor entre el conde Günther Eberhard Kurt Wilhelm von Hardenberg y la princesa Maria Josepha Egona Sofia Wilhelmine Joachima Maximiliane Friederike zu Fürstenberg. Pasó una infancia feliz junto a sus hermanos en el Castillo de Donaueschingen y a los veinte años comenzaron a pasar los veranos en Marbella. Seis años después pasó por el altar con Francisco de Paula de Borbón y Escasany, duque de Sevilla y primo del rey don Juan Carlos. El enlace se produjo el 7 de julio de 1973 en Alemania y la pareja tuvo tres hijos: Francisco, Cristina y Olivia.

Durante los años setenta su imagen estuvo muy cotizada en el mundo rosa, convirtiéndose en uno de los personajes principales de los veranos en la época dorada de Marbella. Una mujer todoterreno que fundó y dirigió ‘Vogue España’ durante la década de los ochenta.

Beatriz de Borbón
Gtres

Conocida por su estilo hippie y su pasión por las ranas, un dato curioso que le acompañó toda la vida. Decía sentirse muy identificada con estos anfibios, a los que definía como inteligentes e intuitivos. Un amor por las ranas que la convirtió en dueña de una gran colección de objetos con la forma de este anfibio. Pero su amor por los animales se extendía a otras especies. Hurones, perros de acogida y hasta un cerdo vietnamita tuvieron la oportunidad de vivir en la casa familiar de Las Rozas. Su amor por el mundo animal nos mostraba una persona muy cariñosa y sensible a la que hoy damos el último adiós. 

Continúa leyendo