Vídeo de la semana

Su discurso más complicado

Felipe VI: ''Los principios éticos nos obligan a todos por encima de consideraciones familiares''

En referencia a su padre asegura que la ejemplaridad es exigible a todos sin excepción

Felipe VI
TVE

El rey Felipe VI ha afrontado su discurso de Navidad más complicado desde que accedió al Trono en 2014  y es que todo el mundo estaba pendiente de la alusiones que pudiese hacer sobre su padre,  Juan Carlos I, que se encuentra fuera de España desde el pasado mes de agosto. Los problemas fiscales del emérito han afectado de lleno a la imagen de la  Corona y, por ello, el monarca hablaba claramente en esta noche del 24 de diciembre sobre ello. "Los principios morales y éticos nos obligan a todos sin excepciones; y están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personas o familiares". El monarca iba más allá y explicaba: "En mi proclamación ante las Cortes Generales me referí a los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman de nuestras conductas. Así lo he entendido siempre, en coherencia con mis convicciones, con la forma de entender mis responsabilidades como jefe del Estado y con el espíritu renovador que inspira mi reinado desde el primer día".

Felipe VI
TVE

Como no podía ser de otro modo,  en el discurso también se ha referido a la pandemia y a la situación que se vive en el territorio nacional debido al coronavirus, que nos ha dejado millares de muertos y millones de contagios, así como una grave crisis económica. "En miles de hogares hay un vacío imposible de llenar por el fallecimiento de vuestros seres queridos, a los que quiero recordar con emoción y con todo respeto. Y también, en estos momentos, muchos lucháis contra la enfermedad o sus secuelas. A todos os envío mi mayor ánimo y afecto".

Rey Felipe VI
TVE

Pese a la situación, se mantuvo optimista y aseguró que debemos afrontar el futuro unidos, con determinación y seguridad en nosotros mismos. "España no puede permitirse una generación perdida”. Otro de los puntos de su mensaje de Navidad hizo referencia a la Carta Magna. Una Constitución que todos tenemos el deber de respetar y que en nuestros días, es el fundamento de nuestra convivencia social y política, y que representa un éxito de y para la democracia y la libertad".

Felipe VI
TVE

Este ha sido un discurso que ha levantado una gran expectación  como  ocurrió con el  de 2014,  pues ha hecho referencia a la implicación de miembros de la Familia Real en temas relacionados con la corrupción. Si en este de 2020 se ha referido al Rey emérito, en su primer discurso como monarca lo hizo en relación a  la implicación de su hermana, la infanta Cristina de Borbón, y su marido, Iñaki Urdangarín, en el `caso Nóos´. En ese momento instó a cortar de raíz la corrupción y se desvinculó de ellos como ahora ha querido hacer con su progenitor, quien no ha podido regresar a España esta Navidad desde Emiratos Árabes como era su deseo.  Felipe VI el pasado mes de marzo ya renunció a la herencia económica que le pudiera corresponder de su padre Juan Carlos I y le retiró la asignación que tenía fijada el anterior monarca, pues su deseo era  mostrar  su distanciamiento por la polémica levantada en ese momento. La Casa del Rey aseguró que Felipe VI desconocía totalmente su supuesta designación como beneficiario de la Fundación Zagatka, propiedad de Álvaro de Orleans, primo de Juan Carlos I, a quien pagó numerosos vuelos en aviones privados.

 

Continúa leyendo