Reina en su lugar de trabajo

Felipe VI redecora su despacho con una obra que marcó la vida de Felipe II

`El jardín de las delicias´ fue adquirido por su antepasado y ahora forma parte de la decoración del Monarca

El estado de alarma que se ha producido en España, debido a la crisis sanitaria por coronavirus,  ha cambiado la forma de trabajo de todos los ciudadanos, incluidos  nuestro Reyes,  Felipe VI y doña Letizia, que se han visto obligados a teletrabajar en su residencia oficial del Palacio de La Zarzuela. Esto nos ha permitido que nos dejasen entrar en sus respectivos despachos y nos acercasen a cómo se desenvuelven en el día a día. El portal digital Look se adelantaba haciendo un análisis de una curiosa obra que reina en el despacho del monarca y que hasta ahora había pasado desapercibida. Se trata del cuadro `El jardín de las delicias´, pintado por  El Bosco a principios del siglo XVI y que está muy ligado a la Familia Real española. Este tríptico fue adquirido por  su antepasado Felipe II y enviado al monasterio de El Escorial, donde vivió los últimos días de su vida el hijo de Carlos I. Se dice que llamó poderosamente la atención del rey por su fuerte contenido moralizante, pues representa  el Génesis, el Paraíso y el Infierno, en cada una de sus tres tablas.

Reyes y Beatriz de Holanda
Gtres

La obra se encuentra expuesta en estos momentos en el Museo del Prado, a la vista de todos, y la reina Beatriz de Holanda lo quiso ver en su visita a España, pues es una de las obras cumbres realizadas por uno de los grandes pintores de los Países Bajos. La reina Letizia también se quedó sorprendida por su belleza y lo admiró con todo tipo de detalle y es que es una joya maestra. Así, Felipe VI quiso tenerlo cerca de él, en su lugar de trabajo, y se hizo una réplica para poder admirar el cuadro siempre que quisiera. Este óleo destaca en un despacho, que aparentemente resulta bastante sobrio y es que ha intentado mantener la línea que en su día llevó su padre, Juan Carlos I.

Reina Letizia
Gtres

Esta pintura de El Bosco ocupa un lugar predominante en el despacho de trabajo del Rey  en el Palacio de La Zarzuela y cada una de las personas que lo visita,  puede admirar con solo echar un vistazo `El jardín de las delicias´. Junto a esta joya, también tiene otras pinturas clásicas, retratos de sus antepasados, y es que España es un país con una gran historia y con un legado que ha llegado hasta nuestros días y que Felipe VI ha querido sacar del olvido y traerlo a la actualidad. El Monarca, desde pequeño, ha recibido una educación exquisita sobre el arte y  la historia de España, por lo que no hay mejor manera que este cuadro de juntar estos dos haberes, de una de las épocas en la que nuestro país era hegemónico y poseía propiedades repartidas por todo el mundo. Fue la época de mayor esplendor y ahora Felipe VI también quiere llevar a nuestro país hasta lo más alto, gracias a su trabajo diario, ya sea en un despacho o saliendo a la calle cuando la situación sanitaria en la que vivimos nos lo permita.

Continúa leyendo