''No quiero ser princesa''

Ingrid Sartiau: ''Tengo cartas que prueban que don Juan Carlos es mi padre''

A sus 54 años, lucha por ser reconocida como hija del emérito

La victoria de  Delphine Boël,  quien finalmente ha sido reconocida como hija legítima del rey Alberto de Bélgica, ha movido a Ingrid Sartiau, también de origen belga, a continuar su batalla por la paternidad del rey Juan Carlos de España. Inició su lucha en 2013, después de que su madre le confesase que  la identidad real de su progenitor. Ha sido una batalla muy dura  en la que no ha visto respuesta hasta ahora. Según publica el diario digital OK Diario "En 2015 el pleno de la Sala Civil del Supremo rechazaba la demanda  por 7 votos en contra y 3 a favor, aduciendo como argumento el aforamiento del monarca, a pesar de que don Juan Carlos ya no se encontraba ejerciendo la Jefatura del Estado, que un año antes había cedido a Felipe VI". Esto acababa con las pretensiones de  Sartiau, quien reconocía que toda esta situación le estaba costando la salud. "Me ha costado una casi una depresión y mucho dolor, porque el Tribunal consideró que estaba vendiendo una fantasía. Tengo la mala suerte de que sea un rey, pero si hubiera sido un carnicero, habría dado los mismos pasos", aseguraba.

Ingrid Sartiau
Gtres

Lo cierto es que pase lo que pase, su madre, Lilian Sartiau, ya no podrá ser testigo, pues fallecía hace unos meses. Esto ha dado aún más fuerza a Sartiau para que se reconozca su verdad y saca un as de la manga. "Tengo cartas que prueban que don Juan Carlos es mi padre".  Ella no da todo por perdido y quiere seguir luchando para que la verdad  vea la luz. "Tengo mucha paciencia, voy a seguir luchando". En una entrevista concedida al diario antes mencionado, Ingrid aseguraba alegrarse mucho por Delphine Boël. "Estoy muy emocionada por Delphine y  por su familia. La suya ha sido también una gran batalla y su éxito me anima a continuar con la mía. Es una lástima que tengamos que luchar para ganarnos el reconocimiento".

Ella reconoce que no quiere dinero ni título nobiliario, solo el reconocimiento por parte de Juan Carlos. "Mi único deseo es ser reconocida, no es una cuestión de dinero. Trabajo como todo el mundo. Si hubiera algún tipo de herencia, esa tendría que ir para el pueblo español", afirmó hace un tiempo y añade: "No quiero ser princesa ni se me ocurriría cambiarme el apellido, por una cuestión de respeto a mi madre, pero podría añadirlo de manera puntual". Lo único que quiere es una cosa: "Le pido al rey Juan Carlos que me escuche, que conozca a mis hijos, poder contarle que voy a tener un nieto. Quiero el amor de mi padre, aunque sé que eso no va a ser posible".

Ingrid Sartiau
Gtres

En 2015 estuvo en España junto a su esposo, que se ha convertido en su mayor apoyo en esta lucha. Él está de su lado y cree todo lo que dice. Además, Ingrid aporta una fotografía de niña en la que guarda un enorme parecido físico con Felipe VI cuando tenía su edad. Solo quiere  limpiar el nombre de su madre y poder conocer  a su padre antes de que sea demasiado tarde. "Tengo miedo de que un día reciba malas noticias. Cómo voy a hacer para decirle adiós. Nunca me autorizarán una visita si se pusiera enfermo".  Va a seguir luchando y explicó sus planes. "Mi intención es que de cara a final de año pueda viajar a Madrid, pero si no resulta, llegaré hasta Estrasburgo si es necesario”" Veremos cómo acaba toda esta cuestión, que vuelve a poner en el ojo del huracán a Juan Carlos I.

 

Continúa leyendo