Vídeo de la semana

Isabel II homenajea a su padre en su último discurso

La reina de Inglaterra ha dirigido unas palabras al pueblo con motivo del ‘Día de la Victoria’

Gtres
Isabel II

“Os hablo a la misma hora que lo hizo mi padre hace 75 años” fueron las palabras con las que Isabel II comenzó el que ha sido su segundo discurso en menos de un mes. El motivo, esta vez, era la celebración del ‘Día de la Victoria’, la fecha en la que los ingleses recuerdan el final de la Segunda Guerra Mundial.

La pandemia de coronavirus que asola el mundo ha condicionado prácticamente todo lo que hasta el mes de marzo se consideraba normal, pero la monarca no ha querido faltar a su cita con el pueblo a pesar de estar confinada desde hace ya casi 8 semanas en el castillo de Windsor, donde también se halla el duque de Edimburgo. “Puede resultar duro que no podamos celebrar este especial aniversario como nos hubiera gustado. En lugar de eso, hoy recordamos desde el interior de nuestras casas. Pero nuestras calles no están vacías. Están llenas con el el amor y el cuidado que nos procuramos los unos a los otros. Y cuando hoy miro a nuestro país y veo lo que estamos haciendo para ayudarnos y protegernos, digo con orgullo que todavía somos la nación que aquellos valientes soldados, marineros y pilotos reconocerían y admirarían”.

Gtres
Isabel II

Además de sus primeras palabras, la iconografía que la reina Isabel II eligió para dirigirse al pueblo inglés era un clarísimo homenaje al rey Jorge VI, cuyo retrato en blanco y negro presidía el escritorio desde el que habló su hija.  “Su mensaje entonces fue un saludo a los hombres y mujeres de aquí y del extranjero que habían sacrificado tanto en pos de una 'gran liberación'. La guerra había sido total, había afectado a todo el mundo y nadie fue inmune a su impacto. Ya fueran los hombres y mujeres que fueron llamados a la batalla, las familias que fueron separadas, o la gente a la que se le pidió que aprendiera nuevas tareas para que se pudiera sostener la economía de guerra... Todo el mundo tenía un papel. Al principio la perspectiva era lúgubre, el final lejano y el resultado incierto. Pero mantuvimos la fe en que la causa lo merecía y esta creencia, tal y como mi padre destacó en su mensaje, nos animó a seguir", dijo la bisabuela de Archie en recuerdo de su padre y de los duros momentos que trajo la posguerra. "Recordando las palabras de mi padre y las alegres celebraciones que algunos de nosotros experimentamos de primera mano, me siento agradecida por la fuerza y el valor que Reino Unido, la Commonwealth y los aliados mostraron. La generación del tiempo de guerra sabía que la mejor manera de honrar a aquellos que no volvieron era asegurarse de que no volvería a pasar. El mejor homenaje a su sacrificio es que los países a los que una vez se llamó enemigos ahora son amigos, trabajando mano a mano por la paz, salud y prosperidad de todos”.

Continúa leyendo