Un terrible susto

Joaquín de Dinamarca evoluciona favorablemente del Ictus que sufrió el sábado

Se espera que el príncipe abandone la UCI los próximos días

El pasado sábado por la tarde el príncipe Joaquín de Dinamarca sufría un ictus, mientras se encontraba en su residencia veraniega en el Casillo de Cayx. Poco antes había concedido una entrevista y nada hacía presagiar lo que le iba a ocurrir horas más tarde. La rápida intervención tanto de sus familiares como de los médicos ha permitido que el hijo de la reina Margarita no sufriese daños mayores y ahora se recupera en la UCI,  de donde se espera que salga en los próximos días, según consta en un comunicado emitido por la Casa Real danesa.

Joaquín de Dinamarca, familia
Instagram

El príncipe evoluciona favorablemente dentro de la gravedad y es que "la operación ha sido un éxito". Nada más llegar de urgencia al Hospital de Toulouse se le sometió a una trombectomía, una cirugía que consiste en eliminar el coágulo de sangre que se le había formado en el cerebro. La cirugía fue rápida y no se han visto afectados ni la movilidad ni el habla, por lo que todo indica que no tendrá consecuencias físicas ni de otro tipo. "Después de los últimos días hospitalización y tratamiento en la unidad de cuidados intensivos, ahora por fin los médicos han confirmado que la evolución del Príncipe es muy favorable y que no tendrá ningún tipo de secuelas", se recoge en el comunicado.

Joaquín de Dinamarca, familia
Instagram

En estos momentos tan delicados, la familia ha pedido respeto y también ha agradecido las innumerables muestras de apoyo y cariño recibidos desde que se hizo pública la noticia. Al parecer,  "el coágulo de sangre en el cerebro se debió a una disección repentina de una arteria, y el equipo médico del hospital estima que el riesgo de recurrencia es muy pequeño una vez que se cura la arteria", por lo que el pronóstico es muy bueno.

Federico y Joaquín de Dinamarca
Gtres

De momento, ni la reina Margarita ni el príncipe Federico se han trasladado hasta el Hospital de Toulouse a espera de que salga de la UCI y pueda empezar a recibir visitas, cuando los médicos lo consideren oportuno. El príncipe Joaquín todavía deberá permanecer ingresado unos cuantos días para  estar seguro de que todo marcha por buen camino y no llevarse un nuevo sobresalto.

Estos problemas de salud  llegan justo en un año que ha sido complicado para todos debido a la pandemia por el coronavirus.  En el caso del príncipe Joaquín y su esposa, la princesa Marie, éste tuvo que marcharse de Paris y viajar rápidamente hasta su país natal debido a una infección respiratoria de  su hijo Henrik. Afortunadamente, el joven dio negativo en COVID-19, lo que le permitió al hijo menor de la reina Margarita regresar al país galo, donde permanecía en el momento de sufrir el ictus.

Príncipe Joaquín, esposa
Gtres

En estos duros momentos, su esposa, la princesa Marie, no se ha separado de él. Han formado una gran familia desde que se casaron el 24 de mayo de 2008. Son padres de dos niños,  el príncipe Enrique y la princesa Atenea, que se unen a los otros dos que tenía de su primer matrimonio con  Alexandra Manley, los príncipes Nicolás y Félix.

Continúa leyendo