Máxima tensión

Jorge Bárcenas pierde los nervios con la prensa

‘’Esto es acoso’’, increpa el novio de Victoria Federica a los reporteros en momentos delicados para la monarquía

En las últimas semanas las críticas contra Victoria Federica y su novio, el Dj Jorge Bárcenas, han sido constantes, ya sea por saltarse las restricciones impuestas por la pandemia global provocada por el coronavirus o por sus constantes salidas nocturnas, algo que le preocupa mucho a sus padres, la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, quienes al parecer le han trasladado esta inquietud a su hija, aunque, por lo que se sabe, ha hecho oídos sordos a las recomendaciones paternas. El interés hacia la nieta de don Juan Carlos de Borbón se ha elevado dados los nuevos escándalos que rodean en la actualidad a la figura el rey emérito, unas polémicas generadas por el caso de las denominadas tarjetas Black y que vinculan también a otros miembros de la familia, incluida Victoria Federica. Así, su novio, que al estar constantemente a su lado tiene igual que ella a los periodistas siguiéndole los pasos para ofrecer veraces informaciones, ha dejado a un lado la actitud pasiva de la que hasta ahora hacía gala y se ha enfrentado perdiendo los nervios en plena calle.

 

Jorge Bárcenas
Gtres

Todo comenzó la noche del viernes, cuando Victoria Federica acompañada por el músico terminaba de cenar en el restaurante de un conocido chef, Dani García, en el centro de Madrid. Los jóvenes salieron a toda prisa del local intentando evitar las preguntas relacionadas con todas las polémicas que envuelven hoy por hoy al anterior jefe del Estado. El deseo de saber sus opiniones sobre la posibilidad de quitarle el título de rey a don Juan Carlos, las investigaciones que existen sobre las tarjetas opacas o si su abuelo volvería a España por Navidad quedaron sin respuesta. Está claro que Victoria Federica no desea hablar ni de esos asuntos ni de ningún otro que tenga que ver con problemas o casos legales, siempre ha hecho alarde de discreción al igual que su hermano Froilán o su madre la infanta Elena.

 

Jorge Bárcenas
Gtres

Pero la nieta de don Juan Carlos y doña Sofía y su pareja no se marcharon a casa, sino que continuaron la velada nocturna en un bar del Barrio de Huertas de Madrid. Nuevamente a la salida los periodistas los esperaban para saber si había cambiado de opinión y hacía algún comentario sobre el rumor de que el emérito podría ir a su casa, es decir a la de la infanta Elena, si volviera para pasar las navidades con la familia, como se encontraba Juan Carlos Iy la propia infanta, o si podía confirmar que había pagado gastos personales, como la compra de una yegua, con una tarjeta Black de la que supuestamente es titular. Ni ella ni Jorge Barcenas soltaron una palabra, es más aceleraron el paso para evitar cualquier contacto.

 

Jorge Bárcenas
Gtres

Ni siquiera un sí o un no con un gesto de la cabeza, tampoco a la pregunta de: “El apoyo de Jorge esta siendo fundamental, ¿no?". Nada de nada por parte de Victoria Federica, que no suelta palabra, sin embargo, Jorge Bárcenas, si sorprendió a todos con unas palabras, y no precisamente de agradecimiento. Fue con anterioridad a estos dos encuentros, cuando salía por la tarde de la conocida discoteca Kapital de Madrid donde había pinchado. Acompañado de un amigo, el joven salió a pie para ir a por su coche aparcado en un parking cercano. Nervioso ante la presencia de la prensa, dijo rotundo que no tenía nada que decir y que se siente acosado.


Concretamente, al escuchar “¿qué tal el concierto?, hoy no te ha podido acompañar Victoria?, ¿cómo está llevando los problemas con su abuelo?”… perdió la compostura y soltó: “¡Esto es acoso, por favor! ¡Distancia de seguridad por favor!”. Ni a eso ni tampoco a como iban a pasar la Navidad respondió al Dj, que negaba con la cabeza mientras le hablaban y se despidió con: “No tengo nada que decir, por favor. Gracias”, recuperando la educación que siempre había mostrado. De todas maneras, de nuevo se pone en el ojo de la polémica por una acción poco aceptable, ya que se saltaba las normas al aparcar su coche en una zona reserva exclusivamente para motos hasta las ocho de la tarde.

 

Continúa leyendo