Vídeo de la semana

Mientras está pendiente del tercer grado

La infanta Cristina se ha reencontrado en Vitoria con Iñaki Urdangarin

El cuñado de Felipe VI ya ha disfrutado de su tercer permiso penitenciario, que ha sido más discreto que los anteriores

Infanta Cristina, Iñaki Urdangarín
Gtres

La infanta Cristina ya ha podido disfrutar de un nuevo reencuentro con su marido, Iñaki Urdangarín, y ha sido en Vitoria durante su tercer permiso penitenciario.  Junto a la hermana de Felipe VI también han viajado hasta España sus hijos, que han tenido la oportunidad de reunirse con su padre, después de unos meses muy duros debido al confinamiento causado por la pandemia. Este permiso, que duró del 4 al 9 de julio, ha sido el más discreto de todo y apenas hemos sabido de él por unas fotografías publicadas en la revista `Hola´ en las que se puede ver a la familia paseando en bicicleta por la ciudad, así como yendo a comprar el pan. Han sido días muy intensos que toda la familia llevaba esperando meses, pues el permiso se le concedió antes de que se decretase el estado de alarma el pasado mes de marzo. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando se han dado las condiciones que han permitido que Urdangarín se tome esos días de descanso para reunirse con su familia e interesarse por cómo han pasado el confinamiento.

Infanta Cristina, Iñaki Urdangarín
Gtres

Se pensaba que el ex duque de Palma iba a retrasar el permiso para hacerlo coincidir con el 85 cumpleaños de su madre, Claire Liebaert, pero finalmente lo adelantó y así ha podido disfrutar de una mayor privacidad. Tendrá que esperar unas semanas más hasta que reciba el siguiente permiso y es que son solo 36 días al año, los que tiene para disfrutar fuera de prisión. Mientras,  toda la familia Urdangarín-Borbón está pendiente del tercer grado penitenciario que les cambiaría por completo la vida, pues entonces tendría un grado de semilibertad. La prisión de Brieva ha dado su visto bueno para que se lo concedan, pero tendrá que ser ratificado por el ministerio del Interior. Tienen un plazo de dos meses para hacerlo y si se le deniega en mayo de 2021 pasaría directamente a tener el régimen abierto al cumplir la mitad de su condena.

Familia Urdangarín
Gtres

Si bien la pesadilla parece que está terminando para Iñaki Urdangarín, cuya cuenta atrás ya ha comenzado, la infanta Cristina también tiene sus ojos puestos en su padre, el rey Juan Carlos, cuyo futuro es incierto, debido a las informaciones que están saliendo diariamente de él y que apuntan a que muy posiblemente tenga que exiliarse fuera de España. Según apuntan algunas fuentes, el marido de la reina Sofía  podría marcharse a vivir a la República Dominicana, un lugar donde el padre de Felipe VI cuenta con grandes amigos. De momento, no hay nada seguro, pero lo que sí es cierto es que toda esta situación está haciendo mucho daño a la Corona y el Monarca va a dejar que la justicia actúe, pues como ya ha dicho en varias ocasiones: la ley es igual para todos. Primero fueron Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina los que se sentaron en el banquillo de los acusados y ahora puede que lo haga el Emérito, para quien el cerco se está cerrando cada vez más.

Continúa leyendo