Secretos familiares

La trágica historia de las primas dementes de Isabel II: Encerradas en un psiquiátrico y dadas por muertas

Katherine y Nerissa forman parte de la Familia Real inglesa aunque Isabel II se haya esforzado por ocultar la terrible enfermedad de sus primas.

A pesar de la apariencia de familia ideal que Isabel II siempre ha querido aparentar, lo cierto es que la Familia Real británica tiene muchos secretos ocultos que se han ido destapando a lo largo del tiempo. Entre ellos, está la biografía de dos de sus primas, Katherine y Nerissa, que fueron dadas por muertas en 1941 y 1961 hasta que el periódico 'The Sun’ las localizó en el año 1987, destapando así un secreto que la reina había intentado ocultar durante años.

Isabel
Gtres

La serie ‘The Crown’ recordaba aquel episodio que la Familia Real intenta olvidar, en uno de sus capítulos titulado “El principio hereditario”, cuando la princesa Margarita, hermana de Isabel II, termina descubriendo que cinco primas suyas sufren algún tipo de trastorno mental que les condujo al psiquiátrico, cuando fueron declaradas muertas de manera pública. En el episodio, vemos como Margarita teme que haya algún gen familiar hereditario que desencadene trastornos mentales, pero su madre culpa a la abdicación de 1936 que empujó al trono a su marido y convirtió la pureza del linaje de su familia en un tema de interés para todo el mundo. El periódico ‘The Sun’ dio con dos de las primeras hermanas de Isabel II que permanecían en un manicomio, se trataba de Katherine y Nerissa Bowes-Lyon, de 15 y 22 años respectivamente.

Isabel II
Instagram

Fueron internadas en el hospital mental Royal Earlswood en absoluto secreto, intentando evitar que la noticia saliera a la luz pública. La familia anunció la falsa muerte de ambas a Burke’s Peerage, una editorial de libros que contiene toda la información de la aristocracia británica y que inmediatamente eliminó los nombres confiando en la palabra de la Familia Real británica.

Isabel II
Instagram

Las primas tenían una capacidad mental de tres años de edad y fueron internadas por su madre, Fenella, que falleció en 1966. El funeral de las primas de Isabel II fueron presenciados por algunas enfermeras del centro pero ningún familiar cercano o lejano quiso asistir, además fueron enterradas bajo una cruz muy humilde y alejada del cargo aristocrático que realmente ostentaban.

Isabel II
Cordon Press

Supuestamente, la Reina Madre era conocedora de la admisión en el centro psiquiátrico de Nerissa y Katherine desde el año 1982 y, en una ocasión, les envió un cheque que se utilizó para compra juguetes y caramelos, aunque jamás fue a visitarlas al hospital.

Isabel II
Pa Images

Katherine, la última de las dos en fallecer, vivía en una sala de siete camas y no era consciente de su parentesco con la Familia Real británica, según revelaba un administrador del hospital a los periodistas cuando saltó la noticia. Otro administrador apuntó que se trataba de “una persona anciana y frágil, a la que tal vez le resulta muy difícil entender este tipo de cosas y lo que está sucediendo en el mundo que la rodea. Realmente es poco más que una niña", además confirmó que la anciana no había revido ninguna visita de familiares directos desde los años 60.

Isabel II
Infobae

El palacio de Buckingham no quiso hacer comentarios al respecto y pasó el problema a la familia Bowes-Lyon. Elizabeth Anson, descendiente de dicha familia, explicó el comportamiento de su abuela escudándola en que Fenella, madre de las internas, “era una persona muy vaga que a menudo no completaba los formularios que Burke’s Peerage le enviaba”, algo que fue desmentido por uno de los editores. Finalmente se informó que Katherine y Nerissa fueron internadas en Royal Earlswood el mismo día que tres de sus primas, Idonea, Etheldreda y Rosemary. Los expertos en genética diagnosticaron que las cinco mujeres padecían un trastorno genético que no ha llegado a afectar a los descendientes de Isabel II y Felipe de Edimburgo.

Continúa leyendo