¡Detallazo!

Los duques de Sussex se despiden entre lágrimas de sus empleados

El matrimonio organizó una comida en un lujoso hotel de Londres para agradecer el servicio de los quince miembros de su equipo.

duques de Sussex
Gtres

Los duques de Sussex han querido tener un detalle con todos sus empleados antes de su partida definitiva el próximo 31 de marzo. Harry y Meghan han querido darles las gracias a su manera por los servicios prestados durante este tiempo. Los quince empleados de su oficina en Buckingham fueron a comer con la pareja al exclusivo hotel de cinco estrellas ‘The Goring’. Se trata de un emblemático establecimiento ubicado en el centro de Londres al que la Familia Real tiene mucho cariño.

Es uno de los hoteles preferidos de la reina y de la cuñada de los duques de Sussex, Kate Middleton, que pasó en este hotel su última noche de soltera antes del enlace con el príncipe Guillermo. Un establecimiento muy cercano al palacio de Buckingham y que además cuenta con una estrella Michelin. Excelente gastronomía que han podido disfrutar todos sus empleados durante la despedida. Una vez allí los brindis y las lágrimas fueron sucesivos.

Debido a la salida de los duques de Sussex de la familia real, los quince empleados se quedarán sin su puesto de trabajo el próximo uno de abril. Sin embargo, según medios británicos estos empleados serán reubicados para seguir al servicio de la Familia Real inglesa, o bien, negociarán una indemnización por el despido. Ha sido el príncipe Harry quien se ha encargado personalmente de dichas negociaciones.

El pasado lunes vimos el último acto oficial de Harry y Meghan, la ceremonia en la Abadía de Westminster que cada año reúne a la Familia Real aunque este año con ese toque amargo de despedida. Los duques de Sussex fueron los primeros en llegar al lugar, ya que no formaban parte de la procesión que acompañaba a la reina Isabel II al templo.

Duques de Sussex y duques de Cambridge
Gtres

El día en que Meghan y Harry se despedían de la vida real coincidía con el reencuentro con los duques de Cambridge después de cuatro meses sin aparecer juntos públicamente. Máxima expectación por ser la primera vez que se encontraban tras el anuncio de su salida de la realeza. Los duques de Sussex fueron recibidos por el reverendo David Hoyle, uno de los encargados de oficiar el servicio religioso. Los miembros de la Familia Real fueron llegando por orden de jerarquía.

Hasta que los duques de Sussex y lo de Cambridge se reencontraron por fin. Un ambiente tenso y serio que provoca rumores de malestar por la salida de Meghan y Harry. Su encuentro se resumió en un distante saludo y poco más, aunque es cierto que el protocolo así lo marca. Durante la espera de la reina y su hijo, los duques de Cambridge charlaban con los condes de Wessex, sentados justo al lado de Meghan y Harry.

Por fin se produjo la llegada de Isabel II, el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles dando comienzo a la ceremonia. El coro entonó ‘God sabe the Queen’, el himno nacional de Reino Unido para inaugurar el acto que comenzaba con el desfile de banderas de todos los países que forman la Commonwealth.

Continúa leyendo