Vídeo de la semana

Mala racha

Los Sussex están abonados a las desgracias

Los últimos acontecimientos, les ponen en la cuerda floja

duques de Sussex
Gtres

Los supersticiosos consideran que los años bisiestos traen mala suerte.  No  sabemos si los todavía duques de Sussex creen en este tipo de cosas, pero lo que no cabe la menos duda es que no levantan cabeza desde que decidieron romper con la Familia Real Británica. Los últimos acontecimientos acaecidos en su vida, les ponen en la cuerda floja y es que parecen estar abonados a las desgracias. Estas se van sucediendo escalonadamente, sin darles tiempo a reponerse de una cuando ya se encuentran en otra.

No cabe duda, que el Príncipe Harry y Meghan Markle se encuentran en su momento más difícil.  Primero fue el espaldarazo que recibieron de Canadá, pues si bien su primer ministro, Justin Trudeau, les recibió con los brazos abiertos. No todo el mundo pensaba que el recibimiento debería de ser tan efusivo y gastarse dinero del presupuesto en proteger y dar seguridad a los duques de Sussex. Así, el entusiasmo de los canadienses no fue el que se esperaba, pues su llegada al país parece traer más problemas que beneficios.

duques Sussex
Gtres

Una vez que se apartaron de la protección de la reina Isabel II se hicieron más vulnerables y se pusieron en el foco de todos aquellos que querían aprovecharse de su fama y popularidad. De esta manera fue como llegó la broma que le hicieron unos humoristas rusos,  que se hicieron pasar por la activista Greta Thunberg y su padre. Estos cómicos consiguieron cierta información confidencial del príncipe Harry, muy comprometida, y que le hicieron quedar no muy bien ante la opinión pública.

Más recientemente, los Sussex han visto como su título ha servido para engañar a algunos fans, a los que les han sacado dinero. Suplantaron la identidad del hijo de Carlos de Inglaterra y la de su esposa, Meghan Markle, a través de un perfil falso. Los estafadores solicitaban dinero a cambio de poder hablar con la pareja `real´. Estos falsificadores recurriendo a una gran imaginación, pedían donaciones para que los duques pudiesen terminar de hacer su web. También vendían entradas para los juegos Invictus que, por supuesto, eran totalmente falsas y no permitían la entrada a los juegos. Estos delincuentes llegaron a pedir los datos bancarios a algunos de los seguidores de Harry y Meghan. Les prometían convertirlos en miembros de su fundación benéfica.

Por si esto no fuese suficiente, ahora el coronavirus también les ha afectado y podría hacer que el príncipe Harry tuviese que permanecer en Gran Bretaña, lejos de su esposa, Meghan, y de su hijo, Archie, que se encuentran en Canadá. La exactriz  abandonaba la capital británica el martes, después de asistir al acto conmemorativo a la Commonwealth, pero el príncipe decidía permanecer en su país natal para ultimar algunos compromisos. La alerta que se ha levantado tanto en el Reino Unido como en Canadá podría peligrar  el reencuentro del matrimonio, lo que pondría la guinda a una serie de acontecimientos negativos que han vividos en menos de dos meses y que hace pensar que los duques de Sussex se encuentran en su peor momento personal.

Continúa leyendo

#}