¡Felicidades!

Máxima de Holanda: ejemplo de lucha y optimismo a las puertas de los 50

La consorte holandesa sopla 49 velas con la tranquilidad de salir muy reforzada de la crisis por la pandemia

Máxima de Holanda
Gtres

Máxima de Holanda cumple 49 años convertida en una de las royals mejor valoradas por todos. Su carácter alegre, vital y (a veces) desenfadado son algunos atributos con los que ha logrado ganarnos a todos. La situación extraordinaria que se vive en todo el mundo con la pandemia por coronavirus hace que la argentina no pueda festejar por todo lo alto su fecha. Aunque tenemos dudas de si lo haría en el caso de ser posible ya que ella siempre ha ponderado el calor de su familia. Sea como fuere, Máxima pasará su día en el palacio de Huis Ten Bosch (sí, ese cuyo despacho maravilló a todos durante esta cuarentena).

Resulta imposible hacer una lectura positiva de esta crisis que ha arrasado por completo a todos los niveles, pero puestos a ser optimistas, Máxima de Holanda tiene motivos para sentirse orgullosa. Y es que su papel durante estas semanas de confinamiento ha sido digno de elogio. La Reina se ha mostrado plenamente involucrada con las causas relacionadas con el coronavirus. No se ha detenido ni un momento e igual la veíamos visitar una plantación de horticultores, que ayudar a los voluntarios de la Cruz Roja. De  hecho, Máxima mantuvo una conversación con los algunos de los trabajadores que colaboran con el colectivo más vulnerable a la pandemia, las personas mayores. También aprovechó para hablar con las personas que se encargan de los equipos de protección y los dispositivos médicos, y con los voluntarios de esta organización, que apoyan a los sanitarios y también se ven expuestos diariamente a este virus.

 

La consorte no ha tenido problemas en 'bajarse al barro' y visitar bares, hospitales o fábricas. Se ponía sus guantes, su mascarilla y se echaba a la calle. Durante estas semanas también la hemos visto ser protagonista en días importantes y también tristes, como por ejemplo el Día de la Liberación, que conmemora el aniversario de la retirada de las tropas nazis. Ahí vimos a la argentina derramar alguna que otra lágrima ya que es una fecha especial para Máxima y Guillermo en la que siempre depositan una corona de flores en homenaje a las víctimas de la II Guerra mundial y se guardan dos minutos de silencio. Un acto que este año estuvo marcado además por la crisis del coronavirus, lo que ha provocado que se torne aún más emotivo si cabe, algo que hizo que no se permitiera la asistencia de público a la plaza de Dam de la capital holandesa. 

Así las cosas, Máxima de Holanda va a celebrar este cumpleaños con los suyos, aunque se rumorea que su madre también está en palacio, si bien no hay certeza alguna. El vínculo madre e hija se hizo más sólido desde que la hermana de la argentina, Inés Zorreguieta, se suicidase en junio de 2018. Para festejar su fecha, la Casa Real Holandesa ha publicado este retrato oficial de Máxima en el que posa sonriente en el Palacio Real de Ámsterdam, vestida con una pieza entallada, con manga 3/4, falda 'A', corte a la cintura y estampado en oro y azul, perteneciente a la colección del diseñador belga Natan, que es uno de sus favoritos. 

Continúa leyendo